Book Review: Dialogo Amistoso Entre Un Ateo Chino y Un Cristiano Argentino

Aproveché este fin de semana que tuve de descanso con la familia, para leer el libro de Luis Palau "Dialogo Amistoso Entre Un Ateo Chino y Un Cristiano Argentino".

El libro trata, tal y como su nombre lo dice, de un dialogo amistoso sostenido entre un ateo chino (Zhao Qizheng, vicepresidente del comité de relaciones foráneas y ahora ministro de información para China) y un cristiano argentino (Luis Palau, presidente de la Asociación Evangelística Luis Palau).

Este libro es una compilación de diálogos grabados que tuvieron lugar en China en el año 2005 entre estas dos personas.

En la conversación se exponen muchos de los estereotipos e información errada respecto a la cultura china, revelando una nación en la que la Biblia hoy en día se pública y donde se construyen muchas nuevas iglesias. Los temas conversados entre Luis Palau y Zhao Qizheng incluyen filosofía, historia, la Biblia, creación, ateísmo, confucionismo, política, ética, cultura china y occidental, y la trascendencia de Jesucristo para la sociedad.

El libro es similar a la serie de "Grandes Conversaciones" de Ravi Zacharias, con la excepción de que en el caso de este libro, la conversación es real. (Esto no menosprecia los libros de Ravi Zacharias, los cuales son de mis favoritos y recomiendo a toda persona leer.)

Es un libro corto y fácil de leer, con muchas imágenes de China. Es muy interesante ver como Luis Palau presenta de manera clara, directa y sencilla, la verdad y el significado del evangelio de Jesucristo como respuesta a todas las inquietudes de la humanidad, especialmente a las presentadas por el Sr. Zhao Qizheng.

Sobretodo, es bello ver que toda esta conversación se realiza de manera cortés y respetuosa, lo que es un tremendo testimonio de como una persona puede dialogar con otra a pesar de tener una cultura, fe y visión del mundo diferente.

Este libro es recomendado para cualquier persona interesada en temas de apologética, evangelismo, Dios y la ciencia, y la situación espiritual de China.

No hay comentarios.: