La mejor circunstancia para Orar

"Mientras que algunas personas piensan que la oración debería ser muy formal, la Biblia documenta que la gente oraba en muchas y diversas circunstancias, así como con diferentes expresiones. Oraban con ropa de aflicción (Sal. 35:13), sentados en ceniza (Job 1:20, 21), golpeándose el pecho (Luc. 18:13), llorando (Sal. 6:6), echando polvo sobre sus cabezas (Jos. 7:6), rasgando sus vestiduras (Esd. 9:5), ayunando (Deut. 9:18), gimiendo (Sal. 6:4-6), con fuerte clamor y lágrimas (Heb. 5:7), como sudando sangre (Luc. 22:44), quebrantados de corazón (Sal. 34:18), haciendo sacrificios (Sal. 20:1-3) y cantando himnos (Hech. 16:25). "

John MacArthur, "A solas con Dios: Redescubriendo el poder y la pasión de la oración"

No hay comentarios: