Batman vs Jesús

Hace varios días atrás tuve la oportunidad de ver la película de Batman: The Dark Knight, y admito que salí algo incomodo y molesto del cine por varias razones.

Primero no entiendo porque Hollywood insiste en presentar de manera tan grosera y gráfica el mal. Ya no nos basta con sacar una pistola, halar el gatillo y luego de escuchar la explosión del disparo ver el cuerpo de la victima tirado en el piso muerto. No, ahora tenemos que ponerle la pistola a la persona en la cabeza bajo mucha presión y luego halar del gatillo. O como hiciera The Joker (El Guasón) en varias ocasiones en la película, entrarle un cuchicho en la boca a las personas y comenzar a cortarle la cara de adentro hacia fuera.

Pero, lo que mas me molestó de la película fue ver el mal triunfar.

  • The Joker (El Guasón) y sus secuaces asesinan, mienten y roban.
  • Harvey Dent, quien era el máximo símbolo del bien, el empleado público buscando hacer justicia, luego de casi morir en una atentado contra su vida y de perder a la mujer que amaba, se convierte en un asesino detrás de venganza llamado Two-Face (Dos Caras).
  • Alfred (El Mayordomo de Batman), le esconde (y luego le rompe) a Bruce Wayne (Batman) una carta que le dejo su antigua novia antes de morir, donde le explicaba que ya no lo amaba (o por lo menos que se iba a casar con otro), sabiendo el que Batman terminó creyendo lo contrario.
  • Batman, en varios momentos le da rienda suelta a su ira, golpeando a sus enemigos incluyendo a The Joker, en un momento en que está indefenso en la cárcel, y por último, le pide al Teniente Gordon, que mienta sobre como murió Harvey Dent, y los asesinatos que el cometió, para que de esta manera quede la imagen positiva de Harvey Dent en la mente de la sociedad de Ciudad Gótica, en vez de que la justicia conociera todos los detalles de los hechos realmente ocurridos.
Ciertamente estoy de acuerdo con el mensaje de la película, de que en todos nosotros mora el mal, eso es bíblico. Pero donde se diferencia la película de nuestro mundo real, es que en la película no hay esperanza, ya que ni Batman puede salvarse de si mismo.

Pero en el mundo real, tenemos un salvador. Un salvador que ha sido enviado para rescatarnos de nosotros mismos, y que mientras el mal continúe residiendo en nuestras vidas hasta que seamos glorificados, tenemos su Santo Espíritu viviendo dentro de nosotros, para de esta manera a través de SU poder, hacer morir diariamente ese mal que habita en nosotros.

2 comentarios:

Alejandro Vazquez dijo...

Hola Pedro, Un cordial saludo
Sí, la verdad el mensaje de la pelicula fue bastante impactante tanto como negativo.
Intente hacer una reflexión al respecto en mi blog, Si deseas visitarlo aqui esta el link:
http://lavozeneldesierto.com/2008/07/25/cine-batman-los-heroes-no-existen/
Muy interesante su blog
Gracias

Pedro Jimenez dijo...

Hermano Alejandro.

Gracias por tu comentario y el link a tu reflexión sobre la película.

Muy bonita tu conclusión. Parece que estábamos en el mismo canal, aunque vimos la película en distintos países.

Eso quiere decir que Dios nos está moldeando para ser mas como EL, ya que vemos parte de su mente en nosotros.

Por cierto, ayer estuve por escribirte. Vi que tenemos algunas películas favoritas en común, como lo son El Imperio del Sol
y Hombre de Familia.

Bendiciones!