No hay necesidad de temer

"La apostasía está presente en el mundo y en la Iglesia, y ha de ir en aumento. No hay ni habrá tiempos fáciles en los cuales vivir. Los creyentes están rodeados por todas las cosas que se oponen al estilo de vida que Dios desea que llevemos. Sí, las presiones y tentaciones a apostatar vienen de todo los ángulos, pero los cristianos no tienen necesidad de temer. Estamos seguros en Jesucristo, y ninguno se ha de perder.

Pero Satanás es astuto y procurará tentarnos a sentir que nuestra seguridad en Cristo nos permite pecar sin temer consecuencias serias. Este pensamiento es falso. En el mismo pasaje en que Pablo habla de nuestra seguridad: <<Conoce el Señor a los que son suyos>> (2 Ti. 2:19), agrega: <<y apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo>>.

Somos llamados, amados, guardados y bendecidos por Dios; y nuestra respuesta debe ser una vida de santidad y gratitud, pues quien ha hecho tanto por nosotros es digno de esto y mucho más."

John MacArthur, ¡Cuidado con los Falaces!, Editorial Portavoz (1996), p.22

No hay comentarios: