Un Dios remoto

"La tendencia moderna en relación con Dios es la de mantenerlo a la distancia, si no negarlo totalmente; y lo irónico está en que los cristianos modernos, preocupados por la conservación de prácticas religiosas en un mundo irreligioso, han permitido ellos mismos que Dios se haga remoto."

"Las ideas sobre la muerte, la eternidad, el juicio, la grandeza del alma y las consecuencias perdurables de las decisiones temporales están todas pasadas de modas para los modernos, y es triste comprobar que la iglesia cristiana, siguiendo la misma tendencia, en lugar de alzar su voz para recordar al mundo lo que está siendo olvidado, se ha acostumbrado a darle muy poco lugar a estos temas. Pero estas capitulaciones ante el espíritu moderno resultan suicidas en lo concerniente a la vida cristiana"

    J. I. Packer, El Conocimiento del Dios Santo, Editorial Vida (2006), p.10,11

No hay comentarios: