Que cuando yo sea grande mi Papi sea un viejito feliz

Esas fueron las palabras de mi hijo Diego, de 5 años de edad, cuando le preguntaron ayer en su graduación de "Ya se leer", que era lo que mas deseaba.

No se de donde Diego saco esto ni porque lo dijo, pero de todo corazón pido a Dios, que cuando Diego sea grande, yo sea "un viejito feliz", y que esa felicidad sea consecuencia de:

  • Ver a mis hijos (Diego, Abby y al tercero cuando nazca) con sus vidas consagradas a Dios.
  • Ver que soy el esposo que mi esposa necesita y siempre quiso que yo fuera.
  • Ver que soy el padre que mis hijos necesitaron y aún lo sigo siendo.
  • Ver que soy el hombre que yo no necesito ser y que Dios me ha llamado a ser.
Amen.

Efraín fue torta no volteada (Oseas 7:8)

Una torta no vuelta queda con un lado crudo. También Efraín, en muchos aspectos, no había sido tocado por la gracia divina. Aunque había en él alguna obediencia parcial, había también mucha rebelión. Alma mía, yo te ruego que mires si ésta es tu situación. ¿Estás por completo consagrada en las cosas de Dios? ¿Ha llegado la gracia al mismo centro de tu ser para que sientas su divina obra en todas tus facultades, actos, palabras y pensamientos? Tu aspiración y oración debieran ser: la santificación de tu espíritu, alma y cuerpo; y aunque la santificación no sea perfecta en ti, en todas partes, sin embargo, en su acción, ha de ser universal. No debe haber apariencia de santidad en un lugar y predominio del pecado en otro; de lo contrario, tú también, serás una torta no vuelta.

Una torta no vuelta se quema pronto por el lado que está más cerca del fuego; y aunque ninguno puede tener demasiada piedad, hay, sin embargo, algunos totalmente quemados con un celo fanático en pro de aquella parte de la verdad que recibieron, o carbonizados con una vanagloriosa ostentación farisaica por aquellas funciones religiosas que se adaptan a su gusto. La supuesta apariencia de santidad superior suele venir acompañada de una falta de vital devoción. El santo "en público" llega a ser demonio en "privado". Usa harina de día y hollín por la noche. La torta que de un lado está quemada del otro está cruda. Si así estoy yo, Señor, dame vuelta. Dirige mi naturaleza no santificada hacia el fuego de tu amor, y haz que sienta su sagrado calor. Que mi parte quemada se enfríe un poco, que conozca mi propia debilidad y falta de calor cuando me aparto de tu llama celestial. Que no sea hombre de doblado ánimo, sino entregado por entero a la poderosa influencia de la gracia. Sé que si quedo como torta no vuelta, seré consumido con fuego eterno.
"Lecturas Matutinas", Charles Haddon Spurgeon (1834-1892)

Cuando dejar tu Iglesia

El pastor John MacArthur escribió un artículo titulado "When to leave your Church" que vale la pena leer.

Para mi ese tema es algo que aún tengo fresco, porque hace apenas 7 meses mi esposa y yo decidimos dejar la iglesia en la cual habíamos sido miembros por mas de 15 años y donde era uno de los ancianos de la misma.

Sobre las razones por que dejar una iglesia y hacerse miembro de otra, el artículo de John MacArthur creo que aclara este punto.

Dejar una iglesia es algo doloroso, pero siempre será mas doloroso sacrificar la enseñanza pura de la palabra de Dios, y mas en este mundo de relativismo y apostacía en que vivimos. No crecer en el conocimiento de la Palabra de Dios, puede permitir que socavemos frente a cualquier viento de doctrina no bíblica que se presente o a los ataques del diablo a nuestra fe.

La explosión que ha tenido en nuestros países de latinoamerica el evangelio de la prosperidad, junto a la falta de la predicación bíblica de los que se hacen llamar maestros y pastores en nuestras iglesias, y los sistemas eclesiasticos que nos animan a idolatrar al pastor como la cuarta persona de la trinidad, no nos dejan otra opción que salir a buscar diligentemente un lugar donde la palabra de Dios se enseñe de manera sana y pura, y donde el enfoque no sean los hombres sino Dios. Donde la verdad esté antes que la comunidad, y esta última sea una consecuencia de la primera.

Porque al final no son los conocimientos humanos que nos cambiaran, ni los chistes y experiencias de los pastores y predicadores, sino la Palabra de Dios.

"Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra."
2 Timoteo 3:16-17

"Luego la fe es por el oir; y el oir por la palabra de Dios"
Romanos 10:17

"Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable a Dios, que es vuestro culto racional. Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto."
Romanos 12:1-2

Diezmar o no diezmar... Esa es la pregunta

Hace un tiempo atrás me invitaron a participar en un seminario de liderazgo para jóvenes cristianos, donde se me pidió que compartiera sobre este tema como parte de mi exposición, lo cual deseo presentar de manera resumida en este medio, con el fin de contestar las siguientes preguntas:

¿Que es lo que la Biblia enseña sobre el Diezmo?, ¿Realmente aplica esta demanda o exigencia que realizan algunas iglesias a sus miembros en el día de hoy?, ¿Realmente debo sacar todos los meses el 10% de mis ingresos y darlos a la iglesia, para de esta manera asegurar que Dios me bendecirá y prosperará mi vida?

Una gran parte del material presentado en este blog ha sido tomado del libro "A quien pertenece el Dinero", de John MacArthur. Siempre que las letras aparezcan en letras cursivas, el material ha sido tomado de manera literal del libro.

LA DADIVA EN LA ERA PREMOSAICA

Cuando observamos las dádivas a Dios realizadas en la Era Premosaica, podemos observar que todas fueron hechas de manera voluntaria. No había ninguna exigencia de parte de Dios para la realización de las mismas, sino que cada persona, de su propia voluntad, ofrendó a Dios.
  • Genesis 4 (Caín y Abel) - Primera ofrenda que la humanidad hace a Dios
  • Genesis 8:20 (Noe) - Ofrenda espontanea y voluntaria de Noe a Dios
  • Genesis 12:7 (Abraham) - Levanta altar a Dios (de manera voluntaria)
Luego, en Genesis 14:17-20 vemos a Abraham diezmar a Melquisedeq del botín obtenido en la victoria luego de batallar contra Quedorlaomer y los demás reyes que con el estaban. Muchas personas utilizan este pasaje para mostrar que el diezmo existía antes de la ley, por lo que según ellos, debe trascender la ley. Es decir, que debe mantenerse aplicado a nuestras vidas en el día de hoy.

Pero este argumento tiene imperfecciones graves por las siguientes razones:
  1. El que algo se realice antes de la ley mosaica no es base para que se continúe realizando después de la ley (en el período que estamos hoy en día), porque si así fuera, la ofrenda de animales expiatorios, lo cual ocurrió en la época de Abel (Gn. 4:4), y que luego se estableció bajo un sistema mas detallado y oficial en la ley mosaica, debería entonces seguir funcionando hoy en día.
  2. El verso 20 no muestra que Abraham diezmara de todo lo que tenía. No era un diezmo de su ingreso total ni ninguna clase de diezmo anual, sino sencillamente una décima parte de lo que había tomado en la batalla. Tampoco la biblia muestra que Abraham continuara dicha práctica luego del encuentro con Melquisedec. Lo único que muestra es que de manera voluntaria y de corazón, Abraham diezmó del botín como agradecimiento a Dios por la victoria dada.
  3. La palabra hebrea traducida como "diezmo" en el libro de Génesis no hace referencia a una ofrenda necesaria, a un mandamiento divino, ni a una ordenanza. En su lugar, el término se refiere a "ofrenda voluntaria".
  4. El concepto del diezmo no era característico de la Biblia ni de aquellos que creen en el Dios verdadero. Históricamente, la idea de dar un diezmo a una deidad era una costumbre pagana común que se practicaba mucho antes de la época de los patriarcas hebreros.
Otro caso interesante que podemos ver es Genesis 28:20-22, el cual es un ejemplo de lo que los cristianos de hoy en día NO debemos hacer, ya que es un intento de soborno de parte de Jacob a Dios. (Si Dios me bendice... entonces le doy un diezmo.)

En resumen. La biblia no muestra que Dios requiriera el diezmo en la Era Premosaica.

LA DADIVA DURANTE LA EPOCA DE LA LEY

Durante la ley mosaica, y para la manutención del gobierno teocrático de Israel, Dios estableció dádivas (diezmos, impuestos) que eran obligatorias.

Estos diezmos o impuestos eran los siguientes:
  1. Diezmo para la manutención de los levitas (los sacerdotes que dirigían el gobierno teocrático de Israel), ya que ellos no tenían otra forma de ganarse la vida y no recibieron territorios cuando Moises dividió la tierra entre las 12 tribus. (Nm. 18:25-30 / Lv. 27:30)
  2. Diezmo para los festivales religiosos (Dt. 12:10-11, 17-18)
  3. Diezmo del bienestar (Cada 3 años), el cual se usaba para ayudar al extranjero, al huérfano y las viudas (Dt. 14:28-29)
  4. Un impuesto sobre las utilidades, para suplir algunas de las necesidades de los pobres (Lv. 19:9-10)
  5. Reposo de la tierra cada siete años (Ex. 23:10-11)
Todo esto suma mas del 25% en impuesto anual sobre la renta para sostener el gobierno teocrático de Israel. Es decir, que el diezmo que existía en la ley mosaica no era de un 10% como muchas iglesias enseñan hoy en día, sino de aproximadamente un 25%.

Estos diezmos equivalen a lo mismo que hoy en día pagamos nosotros en nuestros países como impuesto sobre la renta.

Algo que podemos ver en todo esto, es que aún existiendo estas dádivas obligatorias, el pueblo de Israel mantenía su dádiva voluntaria como se hacía antes de la ley, la cual era proporcionada, generosa, expiatoria y de corazón, y donde a Dios le importaba mas la actitud del corazón del dador de la dádiva, que la dádiva misma (Num. 18:12 / Prov. 3:9-10 / Ex. 35:4-5, 21-22, 29, 36:5-6 / Dt. 16:10,17 / 1Cr. 29:9-10,16)

LA DADIVA EN LOS TIEMPOS DEL NUEVO TESTAMENTO.

En los tiempos del nuevo testamento, no observamos ninguna exigencia por parte de los apóstoles a dar un porcentaje determinado a la causa de Cristo.

Algunas personas utilizan el pasaje de Mateo 23:23 para mostrar que aún cuando Jesús les llamó la atención a los fariseos, no rechazó el tema del diezmo, sino que por el contrario, especifica que debía mantenerse:

"¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad; y éstas son las cosas que debíais haber hecho, sin descuidar aquéllas."

Sin embargo, la fuerte crítica de Jesús hacia los líderes religiosos no era por el diezmo. El sencillamente reconoció que ellos lo pagaban como parte de los requisitos mosaicos.

Por otro lado, cuando Jesús les habla estas palabras, muchos de los elementos de la teocracia aún estaban operantes. Los levitas, los fariseos y los saduceos poseían todo el poder político real y dirigían el gobierno, bajo la dirección de los romanos ocupantes.

Sobre el tema del Diezmo en el Nuevo Testamento, John MacArthur comenta lo siguiente:
Entre todas las referencias del Nuevo Testamento a un diezmo o el 10 por ciento, no hay mandato para los creyentes sobre la necesidad del 10 por ciento. Eso es porque el diezmo nunca ha sido una ofrenda para Dios, siempre fue una forma de tributación para sustentar el gobierno.
Nuestra conclusión:

Si vemos el diezmo por lo que realmente era en los tiempos de la ley, "el impuesto sobre la renta para mantener el gobierno teocrático establecido por Dios", entonces SI, los cristianos estamos obligados a diezmar, es decir, a pagar todos nuestros impuestos al gobierno existente del país donde estamos y el no hacerlo es pecado (1 Pedro 2:12-14 / Romanos 13:1-7 / Mateo 22:21).

Pero si vemos el diezmo como lo han establecido muchas iglesias, como una obligación a los miembros de donar un 10% de sus ingresos, entonces NO, esa exigencia u obligación no existe. Simplemente no es bíblica.

Entonces, ¿como debemos dar?

Pablo en su carta a los corintios nos dice lo siguiente:
"Que cada uno dé como propuso en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre."
2 de Corintios 9:7
John MacArthur agrega lo siguiente:
"El principio del Nuevo Pacto sobre la dádiva -por el que usted y yo debemos regir nuestra vida- no se deriva de algún por ciento obligatorio. La dádiva del Nuevo Pacto nace del corazón y se determina personalmente"
Que el ejemplo de los hermanos de Macedonia, quienes "en medio de una gran prueba de aflicción" y "profunda pobreza" dieron "de su propia voluntad", "según sus posibilidades y aun más allá de sus posibilidades" (2 Co. 8:2-4), sea nuestro ejemplo de como hoy en día debemos dar.

Termino con unas palabras de John Piper sobre el uso del dinero, tomadas de su blog Desiring God.
"La razón por la que Dios creo el dinero y nos habilita para que nosotros podamos obtenerlo, es con el fin de que mostremos en la forma en que lo utilizamos, que el dinero en sí no es nuestro tesoro, sino Cristo."
John Piper
Fuentes:
1. John Macarthur, ¿A Quien Pertenece el Dinero? (Editorial Portavoz 2000)
2. http://www.desiringgod.org/Blog/1203_economic_stimulus_payment__christ/
3. La Bíblia de las Américas (The Lockman Foundation)

Teología de la Prosperidad Vs. Cristianismo Bíblico

Algunas comparaciones entre la Teología de la Prosperidad (TP) y el Cristianismo Bíblico (CB):

1.
(TP) El Creyente usa a Dios. / (CB) Dios usa al Creyente.

2.
(TP) Ve al Espíritu Santo como un poder para ser utilizado por el Creyente en todo lo que desea. / (CB) El Espíritu Santo es una persona que capacita al creyente para hacer la voluntad de Dios.

3.
(TP) Algunos maestros de la Super Fe enseñan que Jesús nació de nuevo para que nosotros nos convirtiéramos en pequeños dioses. / (CB) Jesús es Dios, y somos nosotros los que tenemos que nacer de nuevo.

4. (TP) La Fe es la fórmula con la cual podemos manipular las leyes espirituales, que de acuerdo a los maestros de esta teología, gobiernan el universo. / (CB) La Fe es una esperanza sometida a la voluntad de Dios.

5.
(TP) La Fe está basada en las palabras y confesiones positivas. / (CB) La Fe está basada en Dios y su infalible Palabra.

6. (TP) Podemos obtener todo lo que deseamos (se basan en Juan 14:14). / (CB) Esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, el nos oye. (1 Juan 5:14 / Santiago 4:13-16).

Si la teología de la prosperidad fuese cierta, y la voluntad de Dios para cada creyente es "perfecta salud y prosperidad financiera", entonces pareciera que muchos de los héroes de la fe citados en Hebreos 11 no tuvieron una poderosa fe después de todo.

Ciertamente aquellos que sufrieron azotes, cadenas y cárceles (v.36), quienes andaban cubiertos de pieles de oveja, pasando necesidades, afligidos y maltratados (v.37), quienes vivieron en desiertos, montañas, cuevas y cavernas (v.38), no fueron peritos creando su propia realidad. No obstante, obtuvieron aprobación de parte de Dios por su fe (v.39). Esto, porque Hebreos 11 nos enseña que la verdadera Fe tiene que ver con nosotros obedecer a Dios, no sobre El darnos cosas materiales a nosotros.

La Palabra de Dios nos advierte vez tras vez de las consecuencias de nosotros ir tras las riquezas:

Y les dijo: Estad atentos y guardaos de toda forma de avaricia; porque aun cuando alguien tenga abundancia, su vida no consiste en sus bienes.
(Lucas 12:15)

No os acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban
(Mateo 6:19)

Nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
(Mateo 6:24)

Sea vuestro carácter sin avaricia, contentos con lo que tenéis, porque El mismo ha dicho: NUNCA TE DEJARE NI TE DESAMPARARE
(Hebreos 13:5)


Si alguno enseña una doctrina diferente y no se conforma a las sanas palabras, las de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido y nada entiende, sino que tiene un interés morboso en discusiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, y constantes rencillas entre hombres de mente depravada, que están privados de la verdad, que suponen que la piedad es un medio de ganancia.

Pero la piedad, en efecto, es un medio de gran ganancia cuando va acompañada de contentamiento.

Porque nada hemos traído al mundo, así que nada podemos sacar de él.
Y si tenemos qué comer y con qué cubrirnos, con eso estaremos contentos. Pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en muchos deseos necios y dañosos que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición. Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores.
(1 Timoteo 6:3-11)

Tomado de: Charismatic Chaos. John F. MacArthur,Jr. (Zondervan 1992.)