Hypocrites at Panera: An Illustration of Fallen Human Nature

Este post de Andy Nasell sobre la conversación sostenida entre dos hombres, muestra hasta donde han llegado muchas iglesias el día de hoy en cambiar el mensaje del evangelio.

Ahora hablamos mas de convertirnos en entes de bondad social, y no de que somos pecadores necesitados de un redentor que nos salve de nuestros pecados.

El post es breve y está bastante bueno. (Está en inglés)

Between Two Worlds: Hypocrites at Panera: An Illustration of Fallen Human Nature: "Andy Nasell"

El Pecado vive en un Disfraz


El pecado vive en un disfraz; por eso es tan difícil de reconocer. El hecho de que el pecado se vea tan bueno es una de las cosas que lo hace tan malo. En orden para poder realizar su diabólico trabajo, debe presentarse a si mismo como algo que es cualquier cosa, menos pecado. Vivir en un mundo caído, es como asistir a la mas grande fiesta de disfraces. La impaciencia se disfraza de celo por la verdad. La lujuria puede disfrazarse como amor por la belleza. Chismear realiza su trabajo malévolo al vivir en el disfraz de la preocupación y la oración. Las ansias de poder y control visten la mascara de liderazgo bíblico. El temor a los hombres se viste de un corazón de siervo. El orgullo de siempre tener la razón se disfraza como amor por el consejo bíblico. El pecado simplemente nunca se presenta a si mismo como algo maligno, lo que lo hace parte de su atracción.


Paul David Tripp
Whiter Than Snow: Meditations on Sin and Mercy.

Feliz día de los Padres... Padre!

Dios nuestro y Padre nuestro,

Quien más puede amarnos como lo haces tu? (Jer. 31:3/Rom. 5:8/Juan 3:16)

Quien más puede cuidarnos como lo haces tu? (Mat. 6:25-34/Luc. 12:7/1 P. 5:7)

Quien más tiene palabras de vida eterna como las que tienes tu? (Juan 6:68).

En este día de los padres te doy gracias por tu misericordia, amor, gracia, perdón, corrección, disciplina, sustento, salvación, palabra, el sacrificio de tu hijo en la cruz, y por tu Santo Espíritu viviendo en nosotros.

Feliz día de los padres... Padre!

Mas ahora, oh SEÑOR, tú eres nuestro Padre, nosotros el barro, y tú nuestro alfarero; obra de tus manos somos todos nosotros.
Isaias 64:8

Mas blanco que la nieve: Meditaciones sobre el pecado y la misericordia

Ayer empecé a leer el libro "Whiter Than Snow: Meditations on Sin and Mercy " (Mas Blanco que la Nieve: Meditaciones sobre el Pecado y la Misericordia) de Paul David Tripp.

El libro es una serie de 52 meditaciones sobre el salmo 51, el cual David escribió cuando fue confrontado por el profeta Natán luego de haber cometido su pecado con Betsabé.

En los próximos días estaré escribiendo algunas de las palabras que me van tocando sobre este libro.

La unión mística, superior a la Humana

"Yo soy vuestro esposo"

(Jeremías 3:14)

Cristo Jesús se ha unido a su pueblo en vínculo matrimonial. Con amor, El se desposó con su Iglesia, casta virgen, mucho antes de caer bajo el yugo de servidumbre. Lleno de ardiente amor, Jesús trabajó, igual que Jacob por Raquel, hasta pagar íntegramente el precio de rescate; y ahora, tras haberla solicitado por su Espíritu y de haberla persuadido a que lo conociese y amase, espera el glorioso día cuando la mutua felicidad quede consumada en las bodas del Cordero. El glorioso novio no ha presentado aún a su prometida perfecta y completa ante la Majestad del cielo; ella no ha entrado todavía a gozar de su rango como esposa y reina; es hasta ahora una peregrina en un mundo de aflicción, una moradora de las tiendas de Cedar. Pero ella es ya la esposa de Jesús, la amada de su corazón, preciosa antes sus ojos, escrita en las palmas de sus manos y unida a El. En la tierra, Jesús ejerce para con su esposa las afectuosas funciones del esposo. Le da ricas provisiones en sus necesidades, paga todas sus deudas, le permite apropiarse de su nombre y participar de sus riquezas. La palabra divorcio nunca la pronunciará, porque "El aborrece que sea repudiada". La muerte rompe el vínculo matrimonial aun de los mortales que mas se aman, pero no romperá el vínculo de este matrimonio inmortal. En los cielos no se casan, pues son como los ángeles de Dios. Sin embargo, hay la maravillosa excepción a esa regla, pues en el cielo, Cristo y su Iglesia celebrarán sus benditas nupcias. Este parentesco es más duradero y más íntimo que el matrimonio terrenal. Por más puro y fervoroso que sea el amor de un esposo, solo será una pálida sombra en comparación con el amor que arde en el corazón de Jesús. Superior a toda unión humana es esa unión mística con la Iglesia, por la cual Cristo dejó a su Padre y fue una carne con ella.

"Lecturas Matutinas", Julio 22, Charles Haddon Spurgeon (1834-1892)

Resolved

Tim Challies escribió un artículo muy interesante el día de hoy, que nos recuerda como el pecado está presente en la vida de las personas que nos rodean, y sobre todo, en nosotros mismos.

Les recomiendo leerlo. (Está en inglés.)

Felíz Cumpleaños Juan Calvino!

Lo que sigue a continuación es una traducción del blog de John Piper del día de ayer 10 de Julio del 2008.

La Gloria de Predicar la Biblia

Feliz Cumpleaños Juan Calvino. Hoy celebramos tu cumpleaños número 499. Tu predicación me inspira a continuar con esta tan grande y gloriosa tarea de ser un heraldo de la Palabra de Dios.


T.H.L. Parker, en su biografía del año 1975 nos dice porque:


"Y así lo encontramos predicando en los domingos con ciento ochenta y nueve sermones sobre el libro de los Hechos entre los años 1549 y 1554, una serie mas corta sobre algunas de las Epístolas Paulinas entre los años 1554 y 1558, y los sesenta y cinco sermones sobre la Harmonia de los Evangelios entre 1559 y 1564. Durante este tiempo los días de semana vieron series sobre Jeremías y Lamentaciones (hasta 1550), sobre los Profetas Menores y Daniel (1550-2), ciento setenta y cuatro sermones sobre Ezequiel (1552-4), ciento cincuenta y nueve sermones sobre Job (1554-5), docientos sermones sobre Deuteronomio (1555-6), trescientos cuarenta y dos sermones sobre Isaias (1556-9), ciento veinte y tres sermones sobre Genesis (1559-61), una serie corta sobre Jueces (1561), ciento siete sermones sobre 1 Samuel, ochenta y siete sermones sobre 2 Samuel (1561-3) y un set sobre 1 Reyes (1563-4).

Antes de el sonreír a tan inusual actividad desde el púlpito, el lector haría bien en preguntarse si preferiría escuchar los puntos de vista sobre religion y ética social de segunda mano predicados de manera negligente, lo cual se escucharía hoy en día en la mayoría de las iglesias sin importar la denominación donde se entre, o si preferiría escuchar trescientos cuarenta y dos sermones sobre el libro del Profeta Isaias, nacidos de una infinita pasión de fe y una ardiente sinceridad. Sermones iluminados con un sentido teológico y presentados de una manera animada e ingeniosa mostrando una profunda compasión y una ardiente alegría de esperanza. Esas personas de Ginebra quienes escucharon sus sermones Domingo tras Domingo, día tras día, y no cerraron sus oídos, fueron "enseñados, reprendidos, corregidos e instruidos", recibiendo un entrenamiento en el Cristianismo como pocas congregaciones de Europa han recibido desde los días de los padres. (92)

Gracias Juan Calvino por creer en la majestad de la palabra y por demostrarnos en tu vida la gloria de la predicación de la Biblia.


http://www.desiringgod.org/Blog/1310_The_Glory_of_Preaching_the_Bible/

$40 Millones

Hace un poco mas de una semana leí la noticia de 3 personas involucradas en una estafa estimada en mas de $40 millones de pesos dominicanos ($1.2 millones de dólares) al sector financiero de la República Dominicana. Lo doloroso para mi de la noticia fue, que de las tres personas involucradas yo conocía a dos de ellos, y había uno en especial con el que había trabajado por mas de 5 años. Habíamos trabajado en el mismo departamento, a apenas un cubículo de distancia. Aún no puedo creer que esa persona que conocía estaba involucrada en esto.

Esta situación nos recuerda la condición falible y pecadora en que nos encontramos los seres humanos (Rom. 3:10). Los que no conocen al Señor están sujetos al pecado, son esclavos del mismo (Jn. 8:34 / Rom. 6:16) y no saben hacer otra cosa que pecar.

Pero por otro lado, los que somos creyentes, que hemos sido justificados por la sangre de Cristo, aún estamos sujetos a esa naturaleza pecaminosa que vive en nosotros (Rom. 7:23-24), con la diferencia de que tenemos un ayudante, el Espiritu Santo, quien mora en nosotros y quien se nos ha dado para ayudarnos a no pecar (Rom. 8:11-13).

"Todos tienen su precio", dice la famosa frase, y pienso que es verdad si vivimos de acuerdo a la carne y no al Espíritu, y el diablo lo sabe. El sabe cual es nuestro precio, que botón presionar, donde, cuando y como tentarnos.

Todos los humanos somos débiles, y creo que es un estado donde a Dios le place tenernos para mostrarnos en medio de nuestra debilidad lo grande y fuerte que EL es (2 Cor. 12:9-10), y que la victoria no viene de nosotros sino de EL (2 Cor. 1:9).

No obstante, una pregunta que tengo que hacerme hoy es, ¿donde me estoy colocando yo, para que el diablo prevalezca en su tentación? ¿Estoy constantemente renovando mi mente con la palabra de Dios (2 Cor. 4:16 / Rom.12:2 / Ef. 4:23), para que de esta manera mi fe se fortalezca y sea un escudo eficaz para apagar los dardos de fuego del maligno (Ef. 6:16)?, o ¿estoy permitiendo que la basura pecaminosa que reina en nuestra cultura sea que la continuamente habite en mi mente?

Sino estamos mortificando constantemente las concupiscencias (pasiones) de nuestra carne, necesitaremos menos de $40MM para hacernos pecar. Quizás solo una moneda, una mirada, un pensamiento, o quizás unas pocas palabras.

Dios, ayúdanos a vivir vidas santas en este mundo repleto de pecado. Que nuestro corazón no reciba las tentaciones, sino que las rechace a todo costo. Ayúdanos a ver el pecado por lo que realmente es, y no por lo que nos vende. No es un placer lo que obtendremos si cedemos al mismo, sino la maldición espiritual de vivir en la eternidad apartados de ti, donde el gusano nunca muere y el fuego nunca se acaba (Mr. 9:46).

De la Mortificación del Pecado

A continuación algunas de las palabras de John Owen encontradas en su libro "Overcoming Sin & Temptation."


"Los creyentes escogidos,
que han sido liberados de la condenación que es fruto del poder
del pecado,
deben convertir en su deber de todos los días de sus vidas,
mortificar el poder del
pecado que reside en ellos."


"Es la constante obligación de los creyentes,
mortificar el pecado que aún mora en sus cuerpos mortales,
para que de esta manera,
el pecado no tenga la vida y el vigor que necesita
para producir las obras de la carne."

"El vigor, y poder, y confort de nuestra vida espiritual
depende de la mortificación de las obras de la carne."

"Mortificación:
Es el habito de debilitar de manera exitosa el pecado,
como resultado de involucrarnos de manera constante
en la guerra y enfrentamiento contra la carne."