He dejado de congregarme. No aguanto a los falsos maestros...

Esta es mi respuesta a un hermano, que por sus heridas al ver pastores falsos y charlatanes en el mundo evangélico de hoy, ha decidido dejar de congregarse en una iglesia, a la vez que cuestiona si realmente el pastorado es establecido por Dios en la Biblia.

Estimado Hermano:

El que haya falsos maestros y pastores, los cuales son insensibles y amantes del placer (Is. 56:10-12), que esparcen el rebaño (Jer. 23:2), que dejan descarriar las ovejas (Jer. 50:6), que hacen presa del rebaño en vez de alimentarlas (Ez. 34:2-3, Zac. 11:7), que son trabajadores asalariados que abandonan a las ovejas (Jn. 10:12) y que suponen que la piedad es un medio de ganancia (1 Ti. 6:5), no anula el hecho de que Dios ha establecido pastores para apacentar (enseñar y cuidar) a su grey (Ef. 4:11, Tit. 1:5-9).

No dejes que las experiencias negativas que has tenido te lleven al extremo de querer anular alguna porción de la Palabra de Dios. Hay que estudiar todo el consejo de Dios, aún vaya en contra de nuestros propios prejuicios.

Un buen pastor, anciano u obispo (que al final son la misma función solo que mencionada con palabras distintas), es un ministro o siervo de Dios que alimenta el rebaño (Jer. 3:15, Jer. 23:4, Ez. 34:23, Jn. 21:17, Hch. 20:28, 1 P. 5:2), que sirve de guarda espiritual (Heb. 13:17), y que es un maestro de la Palabra de Dios (1 Ti. 3:2, 1 Ti. 4:11, 1 Ti. 6:2.).

El dejar de congregarnos (Heb. 10:24-25) tiene efectos significativos en nuestras vidas como creyentes, porque Dios no ideo el concepto del “Llanero Solitario” (como diría Héctor Manzano) para el cristiano. El diseñó la iglesia, a quien EL llama su novia, para ser un cuerpo que se nutre y se exhortan mutuamente hasta que Cristo regrese.

Es más, si nos fijamos en el texto que se encuentra en 1 de Corintios 12:7, el cual es parte del pasaje que habla sobre los dones del Espíritu Santo, fíjate lo que dice:

“Pero a cada uno se le da la manifestación del Espíritu para el bien común

1 de Corintios 12:7

Es decir, que los dones que el Espíritu Santo nos da, nos los da para el bien de la iglesia. Para que al nosotros ponerlos en uso, podamos bendecir, exhortar y fortalecer al hermano que camina conmigo. Este es un ejemplo hermosísimo de porque la importancia de la iglesia y de congregarnos con mas hermanos.

Por último, hace un tiempo leí de un autor que decía (creo que fue Charles Spurgeon), que el nosotros querer ignorar a los demás hombres que han vivido antes de nosotros, o que viven aún en nuestro tiempo, y que han sido usados por Dios, por medio de la escritura de libros, o predicación u otro don que Dios les haya dado, es un acto orgulloso de nuestra parte, ya que Dios a través de la historia le ha placido darle a personas un entendimiento mayor de su palabra, para que de esta manera ayuden a su pueblo a entenderla y aplicarla a nuestras vidas. Esto, claro, no reemplaza nuestra responsabilidad de nosotros estudiar de manera personal la Palabra de Dios. Pero no olvidemos, que Dios da a cada uno el don que quiere, para el bien de SU cuerpo.

Dios te bendiga!

Miguel Núñez: La Mundanalidad Cristiana (Part.2)

Sermón predicado por el pastor Miguel Núñez de la Iglesia Bautista Internacional el pasado 21 de Diciembre del 2008.

El sermón puede ser descargado aquí.

A continuación un extracto del mensaje.

Kent Hughes escribió un libro llamado “Set Apart” (Apartados). En este libro él hace el siguiente comentario:

“No podemos ser como las naciones y al mismo tiempo ser una luz para las naciones. Una iglesia mundana no va a alcanzar el mundo. Si nuestras búsquedas materialistas no son diferentes a las de la cultura general, tendremos poco que decir a la cultura. Si el evangelio no nos ha salvado de la fuerza de la gravedad del materialismo; si nosotros no nos levantamos por encima del materialismo de la cultura, ¿qué vamos a decirle a la gente de este mundo?”.

Escucha el comentario final:

Si vivimos para las cosas de Sodoma, ¿cómo vamos a apuntar hacia el monte de la salvación?”

Mis regalos de Navidad: Una Biblia y un Reloj

image

Esto fue lo que me regalaron de Navidad:

Una Bíblia y un Reloj.

¿Alguien me quiere dar su opinión de que entiende me quisieron decir con estos regalos?

Un Dios remoto

"La tendencia moderna en relación con Dios es la de mantenerlo a la distancia, si no negarlo totalmente; y lo irónico está en que los cristianos modernos, preocupados por la conservación de prácticas religiosas en un mundo irreligioso, han permitido ellos mismos que Dios se haga remoto."

"Las ideas sobre la muerte, la eternidad, el juicio, la grandeza del alma y las consecuencias perdurables de las decisiones temporales están todas pasadas de modas para los modernos, y es triste comprobar que la iglesia cristiana, siguiendo la misma tendencia, en lugar de alzar su voz para recordar al mundo lo que está siendo olvidado, se ha acostumbrado a darle muy poco lugar a estos temas. Pero estas capitulaciones ante el espíritu moderno resultan suicidas en lo concerniente a la vida cristiana"

    J. I. Packer, El Conocimiento del Dios Santo, Editorial Vida (2006), p.10,11

¿Por qué reniegan las personas?

La Biblia sugiere algunas razones:

  1. Persecución. Algunas personas simplemente no están dispuestas a pagar el precio. Conocen la definición de un cristiano, pero no están dispuestas a tomar la decisión y comprometerse con Cristo. Jesús advirtió claramente a sus seguidores que serían perseguidos (Mt. 24:9).
  2. Falsos Maestros. Cuando una persona comprende el evangelio y está a punto de tomar una decisión por Cristo, muchas veces Satanás trata de confundirla presentándole una doctrina muy atrayente pero falsa (Mt. 24:11,12).
  3. Tentación. Algunas personas reciben el evangelio intelectualmente pero sucumben a sus propios malos deseos cuando son tentados por Satanás.
  4. Mundanalidad. Las personas puede ser arrastradas por las atracciones de este mundo, aceptando su sistema de valores (2 Ti. 4:10).
  5. Negligencia. Algunas personas rechazan el amor y la gracia de Dios, simplemente ignorando lo que saben que es verdad (He. 2:3).
  6. Corazones Endurecidos. Otras personas se alejan de la verdad de Dios al endurecer sus corazones, vez tras vez, hasta que es demasiado tarde (He. 3).
  7. Religión. Algunas personas son lo suficientemente religiosas como para estar inmunizadas contra lo verdadero. Gustan del don celestial, y tienen una idea de los poderes del siglo venidero. Se involucran en la periferia del cristianismo y este vínculo limitado les sirve para apaciguar sus conciencias (He. 6:1-6).
  8. Falta de comunión con los creyentes. El rehusar reunirse como iglesia puede ser perjudicial para el verdadero creyente, así como también para aquellos que están próximos a creer, y puede conducirlos a la apostasía (He. 10:25).
  9. Estas razones nos ayudan a comprender por qué algunas personas se vuelven atrás, pero nunca habrá excusa legítima para la apostasía porque Dios nunca ha de tolerarla.

    John MacArthur, ¡Cuidado con los Falaces!, Editorial Portavoz (1996), p.49,50

Cómo contender por la Fe

Vivimos en medio de una era de apostasía, y ésta promete ponerse peor, por lo tanto, debemos saber cómo contender por la fe, y oponernos con firmeza contra la creciente corriente de enseñanza falsa. Estas son algunas sugerencias:

  1. Debemos estudiar y obedecer la Palabra de Dios nosotros mismos. Esto es básico. A menos que conozcamos la verdad no podremos detectar el error; y a menos que obedezcamos la verdad, no tendremos el coraje moral para enfrentar la falsa enseñanza y la apostasía.
  2. Debemos dar testimonio de la verdad de la Palabra de Dios con valentía y sin vacilación. La Biblia está siendo atacada por todos lados y debemos no solo hablar en su defensa, sino también proclamar el mensaje de salvación por la fe en Jesucristo.
  3. Podemos batallar contra la apostasía animando y sosteniendo a pastores y maestros fieles que honran la Palabra de Dios y la fe cristiana sin transigir.
  4. Podemos pelear la batalla de la fe entrenando más gente par el liderazgo de la iglesia, para que puedan defender la fe y enseñar a otros a hacer lo mismo. Debemos apoyar iglesias, institutos, seminarios y escuelas que enseñan la Palabra de Dios y como defender la fe.
  5. John MacArthur, ¡Cuidado con los Falaces!, Editorial Portavoz (1996), p.25

La vida cristiana es como una competencia

Cada día de nuestra vida cristiana es como la competición final por la medalla de oro en los juegos olímpicos. "Pelea la buena batalla", exhortaba Pablo al joven Timoteo (1 Ti. 6:12). "He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe", escribía Pablo en su última carta a su hijo en la fe (2 Ti. 4:7).

John MacArthur, ¡Cuidado con los Falaces!, Editorial Portavoz (1996), p.25

No hay necesidad de temer

"La apostasía está presente en el mundo y en la Iglesia, y ha de ir en aumento. No hay ni habrá tiempos fáciles en los cuales vivir. Los creyentes están rodeados por todas las cosas que se oponen al estilo de vida que Dios desea que llevemos. Sí, las presiones y tentaciones a apostatar vienen de todo los ángulos, pero los cristianos no tienen necesidad de temer. Estamos seguros en Jesucristo, y ninguno se ha de perder.

Pero Satanás es astuto y procurará tentarnos a sentir que nuestra seguridad en Cristo nos permite pecar sin temer consecuencias serias. Este pensamiento es falso. En el mismo pasaje en que Pablo habla de nuestra seguridad: <<Conoce el Señor a los que son suyos>> (2 Ti. 2:19), agrega: <<y apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo>>.

Somos llamados, amados, guardados y bendecidos por Dios; y nuestra respuesta debe ser una vida de santidad y gratitud, pues quien ha hecho tanto por nosotros es digno de esto y mucho más."

John MacArthur, ¡Cuidado con los Falaces!, Editorial Portavoz (1996), p.22

Miguel Núñez: La Mundanalidad Cristiana

Sermón predicado por el pastor Miguel Núñez de la Iglesia Bautista Internacional el pasado 14 de Diciembre del 2008.

El sermón puede ser descargado aquí.

A continuación un extracto del mensaje.

Charles Spurgeon dijo 150 años atrás: "La razón por la que la iglesia tiene tan poca influencia sobre el mundo, es porque el mundo tiene demasiada influencia sobre la iglesia".

Uno leería eso y no sabe que lo escribió Spurgeon, y pensaría que eso lo escribieron ayer.

"La razón por la que la iglesia tiene tan poca influencia sobre el mundo, es porque el mundo tiene demasiada influencia sobre la iglesia"

¿Y cómo es que esto ocurre?

No es tan difícil verlo. Cuando el virus de la mundanalidad afecta al mundo e infecta luego a la iglesia, la enfermedad es la misma en dos lugares diferentes.

Entonces, si esto no es tan nuevo, ¿Cuál es el problema suyo pastor?

Esa pregunta misma es mi problema. Que no nos moleste que estemos como estamos.

John Stott hacía una comparación que yo creo es muy pertinente.

El decía: "Nosotros miramos la historia de la iglesia desde nuestra perspectiva hoy y decimos: ¿Cómo es posible que la iglesia evangélica del Siglo 19 haya aprobado la esclavitud?, ¿la haya aprobado, contratado, aplaudido y haya querido justificarla?. Nos horrorizamos ante eso".

Y él dice: "Si la iglesia se continuara purificando llegaría el tiempo en que miraría hacia atrás y diría: ¿Cómo es posible que la iglesia del Siglo 20 y 21 haya podido abrazar la mundanalidad y el consumismo como un estilo de vida, aplaudirlo, aprobarlo y promoverlo a través de un evangelio, y pensar que estaban viviendo para Dios?"

Estudios hechos en los Estados Unidos por el Grupo Barna demuestran que la cantidad de dinero empleada por el cristiano (persona calificada de nacida de nuevo) en cosas de diversiones es 7 veces la cantidad que el gasta en asuntos espirituales.

Wao!

Vamos a hacer una matemática de tu vida ahora, porque quizás es tan alta como eso o más alta.

Vamos a tomar 3 columnas.

Columna de la izquierda; Gastos que yo incurrí de Enero a Diciembre del año 2008 en diversiones: películas alquiladas, cines, restaurantes, resorts, gimnasio (porque aunque es ejercicio es un tipo de diversión que nos relaja), salones de belleza (porque es parte de nuestra parafernalia para la diversión).

Segunda columna; Dinero gastado en libros para alimentar mi alma, seminarios para alimentar mi alma, DVD's para alimentar mi alma.

Tercera columna; De los libros comprados para formar mi carácter, ¿cuántos yo leí?. Porque lo que es común en estos días hoy, es que vamos a las librerías y a los congresos y traemos 7, 8 y diez libros de índole espiritual y leemos algunas páginas de 1 ó 2. Porque el consumismo es tal que nos ha llevado a sentirnos bien con comprar los libros sin leer los libros.

¿Te das cuenta de lo mal que estamos?

Nuestra confianza a la hora de evangelizar

Nosotros no podemos confiar en los métodos que utilicemos para el evangelismo, ya sean personales o de servicios evangelísticos, sin importar lo excelente que podamos pensar de los mismos. No existe magia alguna en los métodos, ni siquiera en los métodos teológicamente impecables. Cuando evangelizamos, nuestra confianza debe estar solamente en Dios, quien resucita a los muertos. El es el Señor todopoderoso que torna los corazones de los hombres y quien dará conversiones a SU tiempo. Mientras tanto, la parte que nos corresponde es ser fieles en la propagación del evangelio, seguros de que nuestra labor nunca será en vano.

J.I. Packer, Evangelismo y la Soberanía de Dios, p.117-118

El mejor regalo del 2008

Sin lugar a dudas, uno de los mejores regalos que Dios me ha dado en este año 2008 fue llevarme a la Iglesia Bautista Internacional (La IBI).

Aunque fue a principios del mes de Noviembre del año 2007 cuando empecé a asistir de manera formal a esta iglesia, el estar ahí este año ha sido una tremenda bendición de parte de Dios para mi familia por las siguientes razones:

  1. El compromiso de sus líderes de enseñar todo el consejo de Dios (la Palabra de Dios) de manera pura y clara.
  2. El compromiso de sus líderes en servir a la causa de Cristo sin reservas.
  3. El amor y la sencillez mostrados por los hermanos con los que hemos compartido.
  4. La constante presión por parte de sus líderes para que nosotros vivamos vidas santas que agraden a Dios.
  5. Y por último, el compromiso que poseen todos de agradar al público, el cual es solo UNO, DIOS. El único público al que debemos agradar.

No ha habido un solo domingo en el cual hayamos asistido a la iglesia y Dios no nos haya enseñado, redargüido, corregido, o instruido por medio de su Palabra, ya sea en el tiempo de la alabanza y adoración o en medio de la predicación de su Palabra.

¿Es por esto la IBI una iglesia perfecta?

Claro que no, como no lo es ninguna organización constituida por hombres. Somos una raza caída y hasta que Cristo vuelva y nos entregue un nuevo cuerpo, el cual estará exento de pecado, seguiremos siendo seres humanos falibles y pecadores.

Si leyendo este artículo eres una persona que en la actualidad no se está congregando en alguna iglesia cristiana, te exhorto a que busques una congregación con características similares a las mencionadas más arriba. Órale a Dios que te guíe a una iglesia de sana doctrina.

"Mantengamos firme la profesión de nuestra esperanza sin vacilar, porque fiel es el que prometió; y consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca."

Hebreos 10:23-25

Miguel Núñez: La iglesia y su liderazgo ayer y hoy

Sermón predicado por el pastor Miguel Núñez de la Iglesia Bautista Internacional el pasado 23 de Noviembre del 2008.

El sermón puede ser descargado aquí.

A continuación un extracto del mensaje.

¿Qué es un pastor o anciano?

No hay diferencia en el Nuevo Testamento entre esos dos individuos.

¿Qué tipo de persona debe ser?

¿Qué califica a una persona para ser pastor?

¿Quién lo elige?

¿Qué es lo más importante en la vida de ese líder?

¿Son sus dones?

¿Sus talentos?

¿Su preparación académica?

¿Su carácter?

¿O su llamado?...

...lo que hace a un pastor no es su reputación sino su carácter. Lo que el es ahí en la intimidad, donde nadie lo ve, pero que Dios escudriña.

...lo que hace a un pastor no es su conocimiento sino su sabiduría para manejar las situaciones complejas de la grey.

...lo que hace a un pastor no es su título sino su llamado. El favor o no de Dios reposando sobre el, por un llamado particular que el Espíritu de Dios le ha hecho y que él ahora necesita asumir.

No son sus dones. Es su cuidado de las ovejas y como el observa sus vidas, las corrige, las amonesta, pero las protege también.

"Stay Awake!"

Muy buenas palabras escritas por Jill Carattini del ministerio de Ravi Zacharias:

The alarm of discovering your house has been broken into is one I imagine stays with you long after the thief has gone home. Though most are not eyewitnesses to the looming figure that wrongfully entered, victims of such crimes often report seeing shadows in every corner and silhouettes peering through their windows. Signs that someone had been there are enough to call them to alertness.

Whether you have experienced the shock of burglary and its lasting effects or not, the portrayal of Christ as one who will come like a thief in the night is a startling image. The description is one that seems uncouth amongst the reassuring images that will soon be upon us--a young mother and father beside a quiet baby in a manger, a star that guides wise men in the obscurity of night. How could one who came as a child of hope return like a looming, unwanted figure? Yet this is the counsel from Christ himself: "Therefore keep watch, because you do not know on what day your Lord will come. But understand this: If the owner of the house had known at what time of night the thief was coming, he would have kept watch and would not have let his house be broken into. So you also must be ready, because the Son of Man will come at an hour when you do not expect him" (Matthew 24:42-44).

The cry of Advent, the sounds of which are just starting to stir, is the cry of wakeful vigilance. One of the key figures in celebrating the season, John the Baptist brings the probing message that continues to cry in urgency: "Are you ready?" Are you ready to respond to the infant that came to dwell in the midst of night and suffering? Are you ready to hear his invasive message? Are you ready to recognize God among you, the hunter, the thief, the King? During the season of Advent, we are called to keep alert, to read again the fearful signs that someone has been here moving about the places we dwell. And we are called to stay awake to the startling possibility of his nearness even now. “I say to all: ‘Stay awake,’” says Christ (Mark 13:37).

The owner of a house who has been disturbed once by a thief lives with the wakefulness that this thief will come again, however persuasively she is urged to see otherwise. She remembers the signs of a presence other than her own--prints left behind, a door left open, the memory of a life turned upside down--and she vows to keep watch, knowing the thief will be back. In the same way, we are called to be ready.

The child who was born in Bethlehem came quietly in the night, unbeknownst to many who dwelled near him, yet he left prints behind in history, and signs upon our lives. Like a thief, he shattered barriers that told us we were autonomous and invaded hearts we thought were shielded. Yet Christ came not to steal and destroy, but to dwell in all that overwhelms us, and to live in a world groaning in death, fear, and suffering. He became human as we are that he might show us what it means to be truly human. "He was wounded for our transgressions; he was crushed for our iniquities; upon him was the chastisement that brought us peace, and with his stripes we are healed" (Isaiah 53:5). Though the signs that Christ has been here are enough to call us to alertness, the season that reminds us to stay awake is now upon us. Like a thief in the night, he will come again. Let us therefore keep watch.

Jill Carattini is managing editor of A Slice of Infinity at Ravi Zacharias International Ministries in Atlanta, Georgia.