Héctor Salcedo: El Camino a la Verdadera Prosperidad (Part.2)

Sermón predicado por el pastor Héctor Salcedo de la Iglesia Bautista Internacional el pasado 11 de Enero del 2009.

El texto base es el Salmo 1, y el sermón puede ser descargado aquí.

A continuación un extracto del mensaje.

Necesitamos pedir que Dios abra nuestros ojos para ver las maravillas de su ley (su Palabra).

Señores, nosotros no necesitamos más información. No necesitamos una nueva revelación, ni tampoco más doctrinas que sean reveladas. Necesitamos entender la que ya tenemos, y créanme, la que ya tenemos es suficiente para morirnos y habrán cosas que no habremos entendido.

Necesitamos nuevos ojos para ver la Palabra de Dios como verdaderamente valiosa e importante. Eso es lo que significa la palabra “deleite” en el original. Algo valioso, algo que es importante para mí.

Si yo me acerco a la Palabra con el entendimiento de que la salvación esta en ella, y de que hay vida en la Palabra (como dice uno de los evangelios, que cuando Cristo hablaba había vida en sus palabras), si eso es lo que yo voy a buscar a la Palabra de Dios, yo lo voy a encontrar.

Pero además de eso, Juan 17:17 nos dice que si nosotros vamos a cambiar, a ser santos y a mejorar nuestra relación con Dios de alguna manera, va a ser a través de la Palabra de Dios:

“Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad” Juan 17:17

Entonces cuando yo voy a la Biblia yo tengo que preguntarle a la Biblia inductivamente que es lo que dice.

¿Que hay aquí?

¿Qué promesa ahí?

¿Qué verdad contiene?

¿Qué pecado me dice este texto que debo evitar?

¿Qué falsa enseñanza debo corregir?

¿Estas promesas que me prometen aquí, son para mí o están condicionadas a otras condiciones?...

El mandato al creyente con respecto a la Palabra no ha sido “lean las Escrituras”, sino “escudriñen las Escrituras”. El que la lee y no escudriña no está obedeciendo. Y cuando vamos a la palabra a “escudriñar”, estamos cavando como buscando un tesoro, que es lo que realmente significa esta palabra en el original.

No hay comentarios: