Miguel Núñez: La crisis evangélica de hoy en día

El pasado miércoles 29 de Octubre del año 2008, la Iglesia Bautista Internacional, en conmemoración del aniversario de la reforma protestante, realizó un musical titulado "Celebremos la Reforma".

En dicha actividad el pastor Miguel Núñez predicó una excelente sermón titulado "La Crisis Evangélica de hoy en día", el cual puede ser descargado aquí.

A continuación un extracto del mismo:

El salmista preguntaba:

¿Si los fundamentos son destruidos, que puede hacer el justo?

Si los fundamentos son destruidos y están siendo destruidos, ¿que pueden hacer los justos en el día de hoy?

En el año 1980 la empresa Gallup nos recordó donde estaba la iglesia.

En los últimos 25 o 30 años, múltiples voces en el mundo cristiano se han levantado y han tratado de sacudir nuestras zapatas entendiendo que algo necesita ocurrir hoy en el seno de la iglesia que se llama evangélica si la causa de Cristo ha de continuar.

28 años han pasado desde que la Gallup entrevistó y encuestó a una serie de personas y este fue su veredicto:

"Estamos experimentando un avivamiento de las emociones pero no del conocimiento de Dios. La iglesia de hoy está siendo guiada más por las emociones que por convicciones. Valoramos el entusiasmo mas que el compromiso."

28 años han pasado desde entonces y nos hemos ido deteriorando y no necesariamente mejorando.

En el año 1993, David Wells publicó un libro titulado "No hay lugar para la verdad, o que es lo que ha pasado con la teología evangélica", y él escribió en reconocimiento de que el pueblo evangélico estaba, y lo ha hecho, abandonando la teología de la Palabra de Dios para construir su propia teología.

En el año 1994, un año después, Mark Noll escribió  "El escándalo de la mente evangélica", entendiendo que el cristiano había dejado de usar su mente, y había estado siendo guiado mas por sus emociones que por cualquier otra cosa.

Dos años después, en 1996, un grupo de hombres de Dios preocupados por el rumbo que llevaba la iglesia de hoy en día, publicó un libro conocido como "La crisis evangélica que se avecina". Crisis que hoy no podemos hablar de que se avecina, porque estamos viviéndola.

Y por último, en 1996, D. A. Carson publica un libro con el nombre de "La nausea de Dios".

Yo creo que los títulos hablan por sí mismos.

Estos hombres son hombres evangélicos comprometidos con la verdad. No son nuestros enemigos que están denunciando lo que está pasando adentro, sino que están dentro del movimiento evangélico denunciando lo que a ellos les preocupa que está pasando dentro de la iglesia evangélica, y de como sus miembros y muchos de sus líderes, en vez de abrazar el nuevo reto y conquistarlo, están sucumbiendo a las corrientes, a las presiones, y a lo que está de moda, porque las convicciones han dejado de existir.

No hay comentarios: