Miguel Núñez: Las bendiciones de un siervo de Dios

Sermón predicado por el pastor Miguel Núñez de la Iglesia Bautista Internacional el pasado 8 de Marzo del año 2009.

El texto base es Esdras 7 y el sermón puede ser descargado aquí.

A continuación un extracto del mensaje.

…pues la mano bondadosa de su Dios estaba sobre él. Ya que Esdras había dedicado su corazón a estudiar la ley del SEÑOR, y a practicarla, y a enseñar sus estatutos y ordenanzas en Israel.  (Esdras 7:9-10)

La razón por la que la gracia especial (de Dios) estaba sobre Esdras, era porque Esdras no solamente estudiaba, practicaba y enseñaba la ley de Dios, sino que también había dedicado su corazón a estas cosas.

Yo quiero preguntarte: ¿A que está dedicado tu corazón?

Porque yo puedo estudiar la Palabra, tratar de practicarla, e incluso enseñarla con un corazón que no está dedicado a esas cosas. La mente dedicada pero no el corazón. Y esto es lo que ocurre:

Cuando mi corazón no está dedicado a eso, yo puedo tratar de hacerlo con mi mente, pero como mi corazón no está dedicado a ello, la Palabra me sabe árida, seca, no me atrae, es difícil, es fría, no tengo esa pasión que veo en otros, porque el corazón no está en eso. Y ese es el problema, que a veces estamos estudiando la Palabra de Dios, con la mente que quiere practicarla, pero mi corazón está dedicado a mis éxitos personales, lo que hace que yo nunca encuentre tiempo para leer la Palabra.

A veces el corazón está dedicado a la diversión y al entretenimiento, y por tanto donde quiera que voy quiero un bochinche y una chercha. De hecho, de las mismas verdades profundas del sermón, el propio predicador del sermón ha oído tanta chercha de cosas que son profundas y que debieran estar cortando nuestro corazón.

A veces tenemos el corazón dedicado a la liviandad. Por eso disfrutamos todavía de aquellas cosas livianas y no entendemos cuando el pastor habla de aquellas cosas que ya no debieran ser parte de nuestra vida.

Otras veces mi corazón está dedicado a sacarle provecho a las circunstancias. Todo tiene que tener un beneficio. Cuando se me pide algo, solo pienso en cuanto se me va a dar, cuando me van a pagar, o que descuento recibiré.

Porque a eso es que está dedicado mi corazón…

No hay comentarios: