El arrepentimiento: Una verdadera revolución espiritual

[Arrepentirse] significa volver sobre lo que antes se ha hecho y renunciar a la mala conducta por la que la vida o la relación de uno estaba siendo dañada. En la Biblia, arrepentimiento es un término teológico que indica un abandono de aquellas formas de actuar en las cuales hemos desafiado a Dios abrazando lo que El aborrece y prohíbe. La palabra hebrea quiere decir darse vuelta o volver, mientras que el término griego correspondiente tiene el sentido de cambiar de parecer, de tal modo que uno cambie también su comportamiento.

Arrepentirse significa alterar los propios hábitos de pensamiento, las propias actitudes, la perspectiva, la práctica, la dirección y la conducta de un modo tan completo como si hubiera que sacar la vida de uno de un molde equivocado y meterla en otro. El arrepentimiento es una verdadera revolución espiritual.

Arrepentirse, en el pleno sentido de la palabra, cambiar realmente como hemos descrito, solo es posible para los cristianos: para aquellos creyentes que han sido libertados del domino del pecado y hechos vivos para Dios. El arrepentimiento constituye, en este sentido, un fruto de la fe, y por tanto un don de Dios (Hch 11.18).

J.I. Packer, El Renacer de la Santidad, Editorial Caribe (1995), p.121, 122

No hay comentarios: