Los niños siempre dicen la verdad… Ouch!

Alguien dijo una vez que los niños siempre dicen la verdad, por lo que siempre hay que escucharlos.

En estos días he estado bien ocupado por la cantidad de trabajos que tengo en la oficina, lo que me ha impedido escribir mas a menudo en este blog (como ya deben de haberse dado cuenta), pero que también me ha impedido pasar el tiempo que debería con mis hijos.

Hoy me dio duro una pregunta que me hizo my hijo Diego de 6 años, la cual comparto a continuación:

- ¿Papi, te gusta trabajar mucho?

- Si Diego, me gusta trabajar mucho.

- ¿Mas que jugar conmigo?

Ouch!, eso dolió!

¿Por qué será que nos es tan fácil envolvernos en todos los trabajos que tenemos pendientes, ya sean seculares o del ministerio (si usted es de que los que divide ambas cosas), y perdemos de vista lo que realmente es importante?

Quizás a usted no le pase eso, pero yo sufro de ese pecado.

Oración:

Dios, ayúdame a poner mis prioridades en orden. A recordarme que mi primera prioridad es amarte a ti con todo mi corazón, con todas mis fuerzas y con toda mi mente, y que luego de que yo te ame de esta manera, no hay una relación que yo no deba defender, amar, cuidar y anhelar más, que la de mi esposa y mis hijos conmigo.

Por favor no me permitas caer en el engaño de creer que la misión mas importante de mi vida es trabajar, trabajar y trabajar, aun siendo esto para tu reino, cuando realmente la misión mas importante que se me ha sido asignada, es el de ser la cabeza de mi hogar; siendo el esposo y padre que tu me has llamado a ser, y que mi esposa y mis hijos necesitan que yo sea.

No hay comentarios: