Habacuc 3:17-18 en lenguaje moderno

“Aunque el presupuesto nunca esté balanceado y el mercado de valores caiga, aunque el precio de la comida se vaya hasta las nubes y mi hijo nunca se recobre de su enfermedad, aunque pierda mi trabajo y aunque perdamos nuestra casa, con todo, yo me regocijaré en el Dios de mi salvación.”

R.C. Sproul, La Santidad de Dios, Publicaciones Faro de Gracia (2002), p.111

No hay comentarios: