Cuan efímero soy

¿Que pasa con nosotros? ¿Por que nos es tan fácil pensar en el final de tantas etapas de nuestras vidas, como lo son el bachillerato, la universidad, la soltería, y el pago del préstamo de la casa, entre otras cosas, pero pareciera que nunca pensamos en el final de la etapa más grande e importante de nuestra vida, la vida misma?

¿Estás preparado para ese día?

“SEÑOR, hazme saber mi fin, y cuál es la medida de mis días, para que yo sepa cuán efímero soy. He aquí, tú has hecho mis días muy breves, y mi existencia es como nada delante de ti; ciertamente todo hombre, aun en la plenitud de su vigor, es sólo un soplo. (Selah) Sí, como una sombra anda el hombre; ciertamente en vano se afana; acumula riquezas, y no sabe quién las recogerá. Y ahora, Señor, ¿qué espero? En ti está mi esperanza.”

Salmo 39:4-7

1 comentario:

Jose E Concepción T dijo...

El pecado por medio de la desobediencia, trajo como consecuencia el dictado de Dios para que nuestras vidas (Que fueron creadas para la eternidad junto a Dios), fuesen reducidas a la brevedad de la vida del hombre. Por consiguiente si nos aferramos al eterno Dios y buscamos estar en paz con El, por mediación de Cristo su unigénito, hallaremos la eternidad perdida y volveremos a ser como el quiso desde el principio que fuéramos...¡Eternos!