Un salto desde la fe al credo de la evolución

“Si podemos pegar el salto desde la fe al credo completo de la evolución, entonces creeremos que lo que nos sucede al morir no es mas significativo que lo que le sucede a un árbol cuando muere. Todo acabó. Desapareció de la existencia. No se siente nada, no se sabe nada, no se tiene conciencia... Pero si hallamos, escrita en la pizarra de nuestro corazón, la verdad de que hay un Creador, y que fuimos creados para tener una relación personal con él, y que lo que nos diferencia de las ballenas, delfines y chimpancés no son ciertas mutaciones y algunas sustancias químicas, sino el ser personas a imagen de Dios, entonces probablemente nos quedemos despiertos por la noche pensando en la eternidad.”

John Piper, Gracia Venidera (Editorial Vida, 2006), p. 377.

No hay comentarios: