Todos los niños al morir van al cielo

Un consuelo bíblico para los padres que han perdido a sus hijos a temprana edad:

No existe un lugar en la Escritura donde se muestre que una persona sufra la sentencia de condenación sobre la base de otra cosa que no sean sus propios actos pecaminosos, incluyendo el acto pecaminoso de la incredulidad (una consciente, voluntaria, y deliberada elección de no creer). Además, Dios no culpa a las personas de pecados hasta que los mismos no se hayan cometido.

La salvación es completamente por gracia, apartada de las obras. La condenación es completamente por las obras, apartada de la gracia.

En ningún lugar las Escrituras enseñan la condenación infantil. Más bien, cada referencia bíblica, ya sea indirecta o directa a la cuestión de los infantes y los niños que mueren nos dan razones para creer que los mismos van inmediatamente a la presencia eterna de Dios.

No puedo sino concluir que nuestro Señor recibe libremente a todos los que mueren en la infancia, no sobre la base de sus propias inocencias o dignidad, sino que por su gracia los hizo suyos a través de la expiación comprada en la cruz. Esta experiencia salvadora para los pequeños está basada en la absoluta soberanía de nuestro Señor y en su completa gracia.

Sí, los niños son pecadores por naturaleza. Los bebés no están exentos de una naturaleza pecaminosa, sin embargo, si lo están de obras pecaminosas.

Sí, los niños necesitan de un Salvador.

Sí, Dios ha provisto un Salvador para ellos, Jesucristo.

Sí, todos los niños que mueren antes de llegar a un estado de conciencia moral y de culpabilidad en la que ellos entienden su pecado y su corrupción, de modo que sus pecados sean hechos de manera deliberada, se encuentran guardados eternamente por Dios a través de la obra de Jesucristo. Se cuentan cómo elegidos por decisión soberana, porque son inocentes de pecado voluntario, de rebelión, y de incredulidad, obras por las que serían justamente condenados al castigo eterno.

... Su hijo que murió antes de nacer, al nacer, o como un niño demasiado joven para comprender la distinción entre el bien y el mal está realmente seguro en los brazos de Dios, eternamente seguro en su amor y gracia.

John MacArthur, Safe in the Arms of God, Thomas Nelson (2003), pp. 89-90

image

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Si repite enfaticamente que no encontro ni un solo texto biblico que declare que los infantes son pecadores y pueden ir al infierno.....al menos.....siquiera cite usted un solo texto que declare que lo que usted dice es sierto...para ver que si se basa en las escrituras y no solo en su bondad interor de decear que los niños vallan al cielo.....por mi parte quiero que medite en lo que Pablo declara al hablar de los matrimonios de creyyentes con no creyentes.....el les dice que el incredulo es santificado en el creyente.....puesto que de lo contrario dice Pablo los hijos serian inmundos.....y sabemos que nada inmundo puede entrar en el reino de los cielos......osea que es posible que existan niños inmundos....(cuando ninguno de los padres es creyente).....si queres comentarlo escrive a nivaniel@hotmail.com

Cristian dijo...

para responder con base biblica el comentario anterior vamos a hacer una comparación de dos porciones de escritura:

2º Samuel 18:33 dice “Entonces el rey se turbó, y subióse á la sala de la puerta, y lloró; y yendo, decía así: ¬Hijo mío Absalom, hijo mío, hijo mío Absalom! ¬Quién me diera que muriera yo en lugar de ti, Absalom, hijo mío, hijo mío”


ahora si vemos la siguiente porción al morir su hijo con Betsabé el que agonizó por siete dias:

2 Samuel 12:
17 Y levantándose los ancianos de su casa fueron á él para hacerlo levantar de tierra; mas él no quiso, ni comió con ellos pan.
18 Y al séptimo día murió el niño; pero sus siervos no osaban hacerle saber que el niño era muerto, diciendo entre sí: Cuando el niño aun vivía, le hablábamos, y no quería oir nuestra voz: ¿pues cuánto más mal le hará, si le dijéremos que el niño es muerto?
19 Mas David viendo á sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño era muerto; por lo que dijo David á sus siervos: ¿Es muerto el niño? Y ellos respondieron: Muerto es.
20 Entonces David se levantó de tierra, y lavóse y ungióse, y mudó sus ropas, y entró á la casa de Jehová, y adoró. Y después vino á su casa, y demandó, y pusiéronle pan, y comió.
21 Y dijéronle sus siervos: ¿Qué es esto que has hecho? Por el niño, viviendo aún, ayunabas y llorabas; y él muerto, levantástete y comiste pan.
22 Y él respondió: Viviendo aún el niño, yo ayunaba y lloraba, diciendo: ¿Quién sabe si Dios tendrá compasión de mí, por manera que viva el niño? 23 Mas ahora que ya es muerto, ¿para qué tengo de ayunar? ¿podré yo hacerle volver? Yo voy á él, mas él no volverá á mí.

en la primera porción vemos como David llora amargamente luego de la muerte de Absalom, ya que sabe a donde irá a parar luego de su muerte, mientras que en la segunda porción, con su hijo con Betsabé, llora, pero durante su agonía, mas luego de su muerte no llora mas, y lo mas significativo: "Yo voy a él,..." , o sea, tiene plena convicción de que lo verá en el cielo.

por lo tanto la Palabra si demuestra que un bebe, que aun no tiene conciencia (haciendo la comparación con Absalom, su otro hijo) va al cielo automaticamente.

espero que les sirva.
Bendiciones

Pedro Jiménez dijo...

Excelente comentario Cristian.

Gracias!

Anónimo dijo...

tienes mucha razón, pero creo que es preciso aclarar que estamos hablando del Pueblo de Dios y su excogido el rey David.

el pacto que Dios hizo con Abraham y con su descendencia no lo hizo con otro u otros pueblos solo con sus escogidos

acordemonos que las promesas de Dios son para nosotros y nuestros hijos y para aquellos a los que Dios escoja, no para quien él no escoja, aún hablando de niños.

ejemplo: de Noé y Lot que sólo se salvaron ellos y los que los escucharon (su familia) en la biblia no encontramos que Dios salvo a los demás niños.

así que lo entendamos o no, sólo los niños del pacto son biblicamente salvos. por que sino entendieramos que hay otra manara de ser salvos y eso no enseña la biblia. solamente los predestinados son salvos desde antes de la fundacion del mundo

Anónimo dijo...

Sabes creo q' solo cuando sus padres son realmente aceptados por Dios como su pueblo y como sus hijos.
De acuerdo a la Biblia el pueblo q' salio de Egipto no entro a la tierra prometida por la maldad de ellos, pero Dios mantiene esa promesa y deja a la nueva generación q entren, una vez allá las dice esta es la tierra que jure a sus padres q' les daría por heredad. Hay una promesa para nosotros q' dice se (salvo tú y seras salvo tú y tu casa.) es decir tu y tu generación, tu descendencia.

Tenemos una promesa de una tierra cuyo arquitecto es Dios.

Cuando Jesús iba a ser crucificado
Pilatos dijo al pueblo sea la sangre de este Hombre sobre ustedes y ellos dijeron sea sobre nosotros y sobre nuestros hijos.

Cuando el pueblo de Israel iba a la guerra contra un pueblo Dios les dijo no les perdones la vida a ellos ni a sus hijos. ¿ y q' paso con los niños en el diluvio y en Sodoma y gomorra ?

DAVID FARES dijo...

Hay algo que también hemos olvidado, que hay niños que traen línea de maldición generacional de muerte por cuanto han pecado sus padres y eso es línea de pecado, recordemos que el hijo de David fue de pecado, lo que hizo absalon fue también iniquidad en el.

Muchos me preguntan lo que dijo JESUS cuando les dijo a sus discípulos que dejarán venir a El a los niños por que de ellos es el Reino de los cielos:

Pero creo que nosotros debemos ser como niños.en cuanto a nuestras actitudes y forma de pensar por que los niños no tienen tanto razonamiento como nosotros y eso afecta nuestra Fe.

Así qué, creo que a Dios le interesa que Sus Hijos lleven frutó delante de su presencia.
Hay que tomar en cuenta las maldiciones generacionales de las personas.

Supongamos que una señora tiene 4 hijos y ella se dedica a la hechicería, lógico que sus hijos llevan una línea de muerte y al final son de condenación hasta que alguno conozca la palabra y vuelva a Cristo. Pasa de las tinieblas a la luz admirable de nuestro Señor.

Con todo. Respeto comento acerca de la salvación de los niños..

Armando Massara dijo...

Salmos 51:5 "He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre." Si pensamos que los niños van al cielo, tenemos que pensar que la salvación se pierde como piensan muchas denominaciones y con lo cual estoy en desacuerdo. Porque como, ¿Eramos salvos y cuando crecimos ya no y luego Dios nos regenera y volvemos a ser salvos? ¿O pensar que todos somos elegidos para salvación, y luego "deselegidos" al crecer? No tiene consistencia Bíblica pensar que todos los niños son salvos, mas bien sería que un niño que muere era un vaso de ira preparado para destrucción, y uno que vive, crece y es regenerado por medio de la elección incondicional de Dios es un vaso de misericordia preparado para Gloria Rom: 9; 21 al 23. Solo que como Humanos, nos cuesta creer que algo tan tierno como un bebé no sea salvo, pero antes "oh hombre,¿quién eres tu para que alterques con Dios?Rom: 9;20. Él es soberano y siempre hace su voluntad perfecta. Un afectuoso saludo y mis respetos a todos

Pedro Jiménez dijo...

Hola Armando,

Gracias por escribirnos.

La mejor respuesta que he leido sobre este tema, la puedes encontrar aquí:

http://www.albertmohler.com/2009/07/16/the-salvation-of-the-little-ones-do-infants-who-die-go-to-heaven/

Albert Mohler, quien es el presidente de The Southern Baptist Theological Seminar, contesta magistral y biblicamente la pregunta sobre si los infantes van al cielo.

La Biblia habla claramente de que todos nacemos en pecado, aún los preciosos pequeños bebes.

Pero si te fijas en toda la Biblia, de tapa a tapa, nunca una persona es condenada al infierno por como nacio, sino por sus obras en la tierra y su decisión de haber rechazado a Dios (Ver 2 Corintios 5:10). Aunque somos salvos por fe, los que han de ser condenados lo serán por sus obras y no por el pecado de Adán.

Pasajes como Marcos 10:14, Deuteronomio 1:35 y 1:39, nos hacen pensar que Dios ve a los niños distintamente a como nosotros los vemos. En esos versos de Deuteronomio Dios exime de su sentencia hacia Israel a los niños, ya que "no tienen conocimiento del bien y del mal" debido a su edad.

En el pasaje de Marcos 10:14, Jesús dice que de los niños es el reino de Dios.

Al igual que Albert Mohler, yo creo que nuestro Señor por su gracia recibe en el cielo a todos los que mueren siendo infantes, pero esto no lo hace en base a su inocencia, sino por su gracia, por medio de la expiación pagada por Él en la cruz.

Un abrazo.

Pedro

Anónimo dijo...

armando solo quiero hacer referencia a la historia de david , donde dice en pecado e sido concebido ... cuando se estudia la vida de david y vez el nombre de su padre y el nombre del padre de sus hermanos .. no era el mismo hombre ... la madre de david cometio adulterio cuando queda embarazada de david .. por eso el dice que en pecado e sido concebido

iowa dijo...

lo que yo pienso es esto la biblia no es para contender o pelear entre cristianos y/o creyentes es mejor ponernos a orar y hacerle esa pregunta a DIOS y les aseguro que el a su tiempo nos respondera .