¡No se trata de fantasías!

Vivimos en una "cultura pornográfica" en la que nos bombardean constantemente con tentaciones inmorales de todas las formas imaginables a través de los medios de comunicación. Nuevas compañías con filtros de Internet se están formando para ayudarnos en la lucha contra esta pornografía tan invasiva. Materiales sexualmente explícitos llenan nuestros correos electrónicos tratando de enredar aún más de nosotros. No es de extrañar por que le llaman “la web”.

Más allá de la cantidad estándar de imágenes sexuales ilícitas que recibimos, ahora se están ofreciendo nuevas oportunidades para la "ciber-infidelidades en las habitaciones electrónicas", y una serie de experiencias sexuales multisensoriales, todas carentes de contacto humano.

Algunos pueden argumentar que estas presentaciones explicitas sexuales son solo ficción - las expresiones de las fantasías del hombre. Pero hablemos de la realidad. No necesito abrumarte con otra montaña de las estadísticas sobre el número real de relaciones ilícitas, violaciones reales, casos reales de incesto y abuso sexual resultante en embarazos no deseados, casos reales de enfermedades de transmisión sexual y los crímenes reales de pasión.

¡No se trata de fantasías!

¡La innumerables historias de vidas destruidas no son ficción! Incluso la inevitable desilusión y decepción en esta nueva ola de desconexión sexual es cada vez más evidente.

Tomado del artículo “THE LAND IS FULL OF ADULTERERS” por Jim Cecy.

No hay comentarios: