El matrimonio gay y los cristianos

Hace algunas semanas fui atacado por un par de hermanos calvinistas que aseguran que yo he hecho mal en animar a los lectores de este blog a orar por los homosexuales y lesbianas de este mundo, ya que, según ellos, mi oración debe ser solo por los elegidos de Dios y no por todo el mundo.

(Pueden leer mi post y los comentarios de los hermanos aquí.)

En la primera carta de Pablo a Timoteo podemos leer la siguiente exhortación que Pablo le hace a Timoteo respecto a la oración por todos los hombres:

“Exhorto, pues, ante todo que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada con toda piedad y dignidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al pleno conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre, quien se dio a sí mismo en rescate por todos, testimonio dado a su debido tiempo.” (1 Timoteo 2:1-6) LBLA

Sobre el verso 4 en específico, los comentaristas de la Biblia de Estudio ESV (English Standard Version) comentan lo siguiente:

“La oración de evangelización por todas las personas tiene sus raíces en el hecho de que Dios desea que todos los hombres sean salvos. Parece que en esta exhortación Pablo está contrarrestando una tendencia exclusivista de los falsos maestros de minimizar la importancia de la evangelización de los gentiles (junto con su énfasis en la ley judía). Esta declaración figura en forma prominente en los desacuerdos teológicos sobre la extensión de la expiación. No se puede leer como una sugerencia de que todos los seres humanos serán salvos (universalismo), ya que el resto de la carta deja en claro que algunos no serán salvos (4:1, 5:24; 6:10; Mateo 25:30, 41, 46, Apocalipsis 14:9-11). ¿Significa eso que Dios desea algo (que todas las personas se salven) que Él no puede cumplir? Tanto teólogos arminianos y calvinistas responden que Dios "quiere" algo más que la salvación universal. Los arminianos sostienen que el mayor deseo de Dios es preservar la verdadera libertad humana (que es necesario para el verdadero amor) y por lo tanto Él debe permitir que algunos puedan optar por rechazar su oferta de salvación. Los calvinistas sostienen que el mayor deseo de Dios es mostrar la totalidad de su gloria (Romanos 9:22-23), lo que se traduce en la elección por parte de Dios según la libertad de su misericordia y no en la elección humana (Romanos 9:15-18). Sin importar el entendimiento que podamos tener sobre la extensión de la expiación, este pasaje enseña claramente la oferta gratuita y universal del evangelio a cada ser humano; "quiere", muestra que esta oferta es una expresión de buena fe de la buena voluntad de Dios.”

Sobre estos versos, el reconocido teólogo calvinista John MacArthur comenta lo siguiente en su Biblia de Estudio MacArthur:

“Es evidente que la iglesia de Éfeso había dejado de orar por los perdidos, ya que Pablo urgió a Timoteo para que esta práctica volviera a ser una prioridad. Los maestros falsos del judaísmo introdujeron un evangelio pervertido y la enseñanza de que la salvación solo era para judíos y prosélitos del judaísmo entre los gentiles, por esa razón es seguro que restringieron las oraciones evangelizadoras. El exclusivismo religioso que limita la salvación a los miembros privilegiados de cierta elite, hace innecesaria la oración por los perdidos...

El deseo de Pablo era que los cristianos en Éfeso tuvieran compasión por los perdidos, entendieran la profundidad de su dolor y miseria, y acudieran a Dios en comunicación íntima para rogar por su salvación. El decreto de elección de Dios es secreto y los creyentes no pueden saber quién es elegido hasta que responda. El alcance de los esfuerzos evangelizadores de Dios es más amplio que el número de los elegidos (Mt. 22:14; Jn. 17:21, 23).”

Entonces, al saber que el estado de Nueva York, uno de los más importantes de los Estados Unidos, aprobó ayer la ley del matrimonio homosexual, ¿qué debemos los cristianos hacer?

Orar a Dios para que les abra los ojos del entendimiento a todos los homosexuales de este mundo y les muestre que el significado de la vida no se encuentra en perseguir los deseos de nuestro corazón ni los placeres que este mundo ofrece, sino en seguir a Dios y guardar sus mandamientos. Aunque esto signifique morir a nuestros propios deseos y placeres.

Oro en estos momentos no solo por ellos, sino también por nosotros los cristianos, para que Dios nos ayude a amar a los homosexuales más de lo que ellos aman su pecado. Así como Dios nos amó a nosotros, cuando nos encontrábamos sumergidos en nuestros delitos y pecados.

3 comentarios:

Albert dijo...

Salmos 135:6 "El Señor hace todo lo que él quiere, en los cielos y en la tierra, en los mares y en los abismos profundos."

Dios quiere salvar a todo el mundo pero sabemos que todo el mundo no es salvo, entonces Dios no es todopoderoso y su palabra no se cumple porque El Señor hace todo lo que él quiere; o se contradice la biblia o tú estás equivocado!

La biblia no se contradice, Dios todo lo que quiere hace, por lo tanto tu interpretación es errónea!

Otro ejemplo Marcos 4:11-12 "Él les respondió: «A ustedes se les concede entender el misterio del reino de Dios; pero a los que están afuera todo se les dice por parábolas, para que “viendo, vean y no entiendan; y oyendo, oigan y no comprendan; no sea que se conviertan y sus pecados les sean perdonados”.»" El quiere que todos sean salvos, pero no les da el entendimiento a todos, sino solo a los que el quiere.


Por lo tanto vemos la locura infantil de aquellos que representan este pasaje opuesto a la predestinación. “Si Dios” dicen ellos, “desea que todos los hombres indiscriminadamente sean salvos. es falso que algunos sean predestinados por Su eterno propósito a la salvación, y otros a perdición.” Ellos pueden tener algunos argumentos para decir esto, si Pablo estuviera hablando aquí de hombres individuales…Pero no digo nada sobre ese tema, debido a que no tiene nada que ver con este pasaje; pues el Apóstol simplemente quiere decir, que no hay personas ni rango en el mundo que esté excluído de la salvación; pues Dios desea que el evangelio sea proclamado a todos sin excepción. Ahora, la predicación del evangelio da vida; y por lo tanto justamente concluye que Dios invita a todos igualmente a compartir la salvación. Pero el presente discurso se trata de clases de hombres, no de personas individuales; pues este el el objeto, incluír en este número a príncipes y naciones extranjeras. Que Dios desea que la doctrina de la salvación sea disfrutada por ellos tanto como por otros, es evidente del pasaje citado, así como de otros pasajes de naturaleza similar.”

Pedro Jiménez dijo...

Hola Albert,

Mi pregunta para ti es la siguiente:

Cuando piensas en la palabra "evangelismo", ¿quienes vienen a tu mente?.

Es decir, a la hora de evangelizar, ¿a quienes sales a predicar?. ¿a los elegidos, o a todo el mundo?

Albert dijo...

Evangelismo viene a mi mente hablar buenas noticias, obviamente la buena noticia de Jesucristo ^_^

A quienes les hablo las buenas noticias a todas las personas que conozco.

Lucas 24:47"y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén."