¿Por cuanto tiempo debo predicar?

¡Lo suficiente para cubrir adecuadamente un texto! No creo que la duración del sermón sea tan importante como su contenido. A veces he predicado por cincuenta minutos y diez de esos minutos han sido demasiado tiempo. Otras veces he predicado una hora y veinticinco minutos y ha sido justo el tiempo necesario para enseñar el texto. Lo importante es cubrir el punto principal del mensaje de manera tal que las personas estén convencidas de su verdad y comprendan lo que el texto requiere de ellos.

John MacArthur, “Preaching and the Clock

No hay comentarios: