No podemos abandonar el evangelio

“Como lo explica Tim Keller, el evangelio no es simplemente el ABC del cristianismo, sino el A hasta la Z. El evangelio no sólo enciende la vida cristiana, sino que es el combustible que mantiene a los cristianos todos los días. Una vez que Dios rescata a los pecadores, su plan no es guiarlos más allá del evangelio, sino moverles a entrar más profundamente en el. Después de todo, el único antídoto para el pecado es el Evangelio, y dado que los cristianos siguen siendo pecadores, incluso después de que se convierten, el Evangelio es la medicina que un cristiano debe tomar todos los días. Ya que nunca dejamos de pecar, no podemos abandonar el evangelio.”

Tullian Tchividjian, “Surprised by Grace: God's Relentless Pursuit of Rebels”, Kindle Location 179, Crossway Books, 2010.

No hay comentarios: