¿Necesito bautizarme para ser salvo?

Tomado de GotQuestions.org

La regeneración bautismal es la creencia de que una persona debe ser bautizada para ser salva. Nuestro argumento es que el bautismo es un paso importante de obediencia para un cristiano, pero rechazamos firmemente que se requiera el bautismo para la salvación. Creemos firmemente que todos y cada cristiano debe ser bautizado en agua por inmersión. El bautismo ilustra la identificación del creyente con la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. Romanos 6:3-4 declara, “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en Su muerte? Porque somos sepultados juntamente con Él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.” La acción de ser sumergido en el agua, ilustra el ser sepultado con Cristo. La acción de salir del agua, ilustra la resurrección de Cristo.

Cualquier cosa que se añada a la fe en Jesucristo como requerimiento para la salvación, es una salvación basada en obras. El añadir CUALQUIER COSA al Evangelio, es decir que la muerte de Jesús en la cruz no fue suficiente para comprar nuestra salvación. El decir que debemos ser bautizados para ser salvos, es decir que debemos añadir nuestras propias buenas obras y obediencia a la muerte de Cristo, a fin de hacerlo suficiente para la salvación. Sólo la muerte de Jesús pagó por nuestros pecados (Romanos 5:8; 2 Corintios 5:21). El pago de Jesús por nuestros pecados es adjudicado a nuestra “cuenta” únicamente por la fe (Juan 3:16; Hechos 16:31; Efesios 2:8-9). Por lo tanto, el bautismo es un paso importante de obediencia después de la salvación, pero no puede ser un requerimiento para la salvación.
 
Sí, hay algunos versos que parecen indicar que el bautismo es un requerimiento necesario para la salvación. Sin embargo, puesto que la Biblia nos dice tan claramente que la salvación se recibe sólo por la fe (Juan 3:16; Efesios 2:8-9; Tito 3:5), debe haber una interpretación diferente de esos versos. La Escritura no contradice la Escritura. En los tiempos bíblicos, una persona que se convertía de una religión a otra, con frecuencia era bautizada para identificar su conversión. El bautismo era el medio por el que se hacía pública una decisión. Aquellos que rehusaban ser bautizados se decía que ellos realmente no habían creído. Así que, en la mente de los apóstoles y los primeros discípulos, la idea de un creyente no bautizado era inaudita. Cuando una persona declaraba creer en Cristo, y sin embargo se avergonzaba de proclamar su fe en público, indicaba que no tenía una fe verdadera.
 
Si el bautismo fuera necesario para la salvación, ¿por qué habría dicho Pablo, “Doy gracias a Dios de que a ninguno de vosotros he bautizado, sino a Crispo y a Gayo,” (1 Corintios 1:14)? ¿Por qué habría dicho, “Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.” (1 Corintios 1:17)? Es posible, que en este pasaje, Pablo estuviera argumentando contra las divisiones que plagaban la iglesia de Corinto. Sin embargo, ¿cómo era posible que Pablo dijera, “Doy gracias a Dios de que a ninguno de vosotros he bautizado...” o “Pues no me envió Cristo a bautizar...” si el bautismo fuera necesario para la salvación? Si el bautismo es necesario para la salvación, Pablo habría dicho literalmente, “Doy gracias de que ustedes no fueron salvados...” y “Porque Cristo no me envió para salvar...” Esa habría sido una declaración increíblemente ridícula por parte de Pablo. Más aún, cuando Pablo da un resumen detallado de lo que él considera el Evangelio (1 Corintios 15:1-8), ¿por qué se omite de mencionar el bautismo? Si el bautismo es un requerimiento para la salvación ¿cómo puede cualquier presentación del Evangelio dejar de mencionarlo?
 
La regeneración bautismal no es un concepto bíblico. El bautismo no salva del pecado, sino de una mala conciencia. Pedro enseña claramente que el bautismo no era un acto ceremonial de purificación física, sino la prueba de una buena conciencia hacia Dios. El bautismo es el símbolo de lo que ya ha ocurrido en el corazón y la vida de uno que ha confiado en Cristo como Salvador (ver Romanos 6:3-5; Gálatas 3:27; Colosenses 2:12). Para dejar perfectamente clara la fuente de la salvación, Pedro añade, “...por la resurrección de Jesucristo...” (ver 1 Pedro 1:3). El bautismo es un paso importante de obediencia que debe realizar cada cristiano. El bautismo no puede ser un requerimiento para la salvación. El considerarlo así, es un ataque a la suficiencia de la muerte y resurrección de Jesucristo.

2 comentarios:

bruno valle dijo...

Hola, estoy leyendo lo que ha escrito del bautismo y es asombroso lo que dice, debido a que ignora lo que usted mismo ha afirmado. Y además, es ignorar lo que el contexto general del Nuevo Testamento dice.

Si el bautismo simboliza nuestra muerte con Jesucristo, ¿Cómo podría uno andar en vida nueva sin ser bautizado, si la misma Biblia lo dice en Romanos 6 que es por el bautismo que andamos en vida nueva?
Además, como es posible que usted haya escrito que el bautismo es un acto adicionado a la salvación, como si fuera una obra cualquiera que uno intenta para ganar puntos ante Dios. Mi estimado, ¿acaso no ha leído usted que el mismo Señor mandó ser bautizado para la salvación? ¡Por favor!¿Cómo pueden ignorar pasajes tan claros como Mc.16:15,16: "El que crea y sea bautizado será salvo". Me parece increíble que personas como ustedes sigan dejando de lado pasajes tan claros de la escritura.
¿Acaso ustedes no saben que cuando somos bautizados nuestros pecados son lavados, Hch.2:38, porque la sangre de Cristo nos limpia, Hch.22:16, acaso ustedes no saben que cuando somos bautizados recibimos el sello del Espíritu Santo que es la garantía de nuestra salvación, Hch.2:38 y Ef.1:13,14? Dios mío, como se nota que no han estudiado nada sobre el bautismo.
El bautismo no es una obra que uno añade a la salvación, el bautismo fue algo que Jesús mandó, y está documentado ampliamente en el libro de los Hechos que los apóstoles y discípulos bautizaban donde quiera que predicaban.
¡Santísimo Dios! Lean la Biblia para que no se equivoquen tanto con lo que enseñan a las personas

Pedro Jiménez dijo...

Estimado hermano, solo le haré una pregunta:

Si una persona cree en Jesucristo y se arrepiente de todos sus pecados, pero camino a su bautizo muere en un accidente de tránsito, ¿a donde va el alma de esta persona?

Si usted contesta que al infierno porque no le dio tiempo bautizarse, entonces le contestaría que el ladrón en la cruz (a quien Cristo perdonó y prometio que estaría con EL en el cielo ese mismo día) no le dio tiempo bautizarse, sin embargo fue al cielo porque Cristo lo perdonó al creer en EL.

Y si usted me contesta que Jesús hizo una excepción a la regla, porque el es Dios, le contestaré que Dios es justo y no hará excepciones en la forma de salvar a la raza humana, por lo que si EL no consideró el bautismo como requerimiento para la salvación del alma del ladrón en la cruz, tampoco lo considerará para la salvación suya y la mía. El bautismo siempre ha sido, histórica y bíblicamente, un acto público para mostrar un cambio en la vida de la persona. En este caso, para mostrar que ha decidido seguir a Cristo.

Por favor revise su teología, que respecto a este tema, no es consistente con la Biblia..