A Dios le importas tú, no tus obras

Dios está más interesado en el obrero que en las obras que este realiza. Dios está más interesado en usted, que en lo que usted puede lograr para él. Si el cumplimiento del Proyecto Nínive era todo lo que a Dios le importaba con Jonás, él podría haberle descartado y buscado a otro profeta más fiable. Él sabía que Jonás huiría de él, entonces, ¿por qué le pidió que fuera a Nínive? Porque Jonás era el proyecto de Dios. Dios no vino a Jonás porque lo necesitaba, sino porque Jonás necesitaba de Dios.

Tullian Tchividjian, “Surprised by Grace: God's Relentless Pursuit of Rebels”, Kindle Location 1100, Crossway Books, 2010.

No hay comentarios: