Todos quieren nuestra atención…

En esta era de los medios sociales todos quieren nuestra atención, pero la pregunta que tenemos que hacernos es: ¿Cuanto de nuestra atención estamos dedicando a nuestro Dios?

No hay comentarios: