Si esto no es pecado, entonces, ¿qué es?

La promiscuidad sexual (o como otros le llaman: "libertad sexual") es pecado… Dios diseñó el sexo, pero sólo para ser disfrutado dentro de la seguridad y la santidad del matrimonio.

Digo esto no sólo porque la Biblia lo dice, sino porque también las evidencias lo demuestran. De acuerdo al nuevo libro escrito por los doctores Joe McIlhaney y Freda Bush, junto a Stan Guthrie, y titulado “Girls Uncovered: New Research on What America’s Sexual Culture Does to Young Women” (Chicas al Descubierto: Nuevas investigaciones sobre el impacto que tiene la cultura sexual Americana sobre las mujeres jóvenes), se estima que solo en el año 2010 se produjeron 19 millones de casos de infecciones de transmisión sexual en los Estados Unidos. Piense en ello. Casi la mitad de estos casos se produjeron en jóvenes de quince a veinticuatro años de edad, a pesar de que ellas sólo representan alrededor del 25 por ciento de las jóvenes sexualmente activas (población promiscua).

Estas infecciones incluyen el VPH, la clamidia, la gonorrea, el herpes genital, el VIH / SIDA, la sífilis, y 18 tipos más infecciones de transmisión sexual. Muchas de ellas pueden producir intensos dolores físicos, cicatrización y el riesgo de infectar a otros, así como el cáncer o la esterilidad.

Ahora gente, si esto no es pecado, entonces, ¿qué es?

Chuck Colson, Sin Taxes vs. Sin Subsidies: Redefining Bad Behavior.

No hay comentarios: