¡Alto a las comparaciones!

Deshágase de todas las mujeres que la hacen competencia a su esposa. No nos engañemos, esta es una de las principales causas de insatisfacción y desilusión en muchos matrimonios hoy en día. Quizás usted esté fantaseando con esa bella colega en la oficina, o quizás con aquella imagen de la "mujer perfecta" que usted tiene aferrada en su mente, o quizás se esté haciendo aquella pregunta cada vez que vienen los momentos difíciles: "¿Qué hubiera pasado si me hubiera casado con Sally?", o quizás esté fantaseando con la basura dañina y poco realista que es tan prevaleciente en el Internet hoy en día. Sea lo que sea, deshágase de eso.

Ninguna de estas mujeres se convertirá alguna vez en la madre de sus hijos. Ninguna de ellas habrá dedicado los mejores años de su vida a ayudarle a convertirse en el hombre que usted es hoy, ni habrá compartido las alegrías y angustias de la crianza de una familia con usted. Y las estadísticas son bastante claras: Es muy probable que ninguna de estas mujeres sería una mejor esposa para usted.

Gregory Slayton, “Be a Better Dad Today” (Sé un Mejor Padre Hoy), Regal (2012), p.78

No hay comentarios: