Porqué necesitamos ser quebrantados

Por las siguientes razones:

- Cuando un corazón no quebrantado experimenta las bendiciones de Dios, él se cree que las merece.

- Cuando un corazón no quebrantado experimenta la gloria de Dios, él se cree que la ha producido solo.

- Cuando un corazón no quebrantado experimenta el poder de Dios, él hace alarde de ese poder, lo usa y luego lo abusa.

- Cuando un corazón no quebrantado experimenta los privilegios de Dios, el llega a creer que esos privilegios son sus derechos

- Cuando un corazón no quebrantado recibe un don, él llega a creer que ese don es una destreza que el desarrolló.

Miguel Núñez

2 comentarios:

Katerine-Fernandez dijo...

Wao tremendas verdades, que bendición nuestro pastor!

Katerine-Fernandez dijo...

Wao cuanta verdad en estas palabras y que bendición nuestro pastor.