Dios mío, ¡tu amor es incomparable!

Dios mío,

¡tu amor es incomparable!

Bajo tu sombra protectora

todos hallamos refugio.

Con la abundancia de tu casa

nos dejas satisfechos;

en tu río de bendiciones

apagas nuestra sed.

Sólo en ti se encuentra

la fuente de la vida,

y sólo en tu presencia

podemos ver la luz.

Salmo 36: 7-9 (TLA)

No hay comentarios: