La Cruz excelsa

“Dame una fe que mueva montañas
y las convierta en valles:
dame el amor confiado de un niño
que desea reconstruir tu casa de nuevo;
que tu amor devore mi corazón
que consuma mi alma por Ti rescatada.

Quisiera todo el valioso tiempo aprovechar
y vivir nada más que para esto:
para gastar y ser gastado por aquellos
que a mi Salvador aún no han conocido;
dedicarme a ellos en cuerpo y alma,
y vivir solo de tu amor.

En tus benditas manos pongo, oh Señor,
todos mis talentos, dones y virtudes;
permíteme vivir para tu Palabra predicar,
y para tu gloria siempre vivir;
dedicar todos mis momentos
a proclamar al Amigo del pecador.

Enciende, ensancha y desborda mi corazón
con tu ilimitado amor divino,
para que me entregue con devoción
y les ame con un celo como el tuyo;
y les lleve hasta tu lado;
el Pastor que por sus ovejas murió.”

Charles Wesley

No hay comentarios: